Fraternidad no recibirá castigo por tener fiesta al estilo de “la migra”

Al estilo de "la patrulla fronteriza" se organizó la fiesta, pero destacó en su mayoría decoración "mexicana"
Fraternidad no recibirá castigo por tener fiesta al estilo de “la migra”
Atuendos típicos mexicanos fueron portados por los participantes del festejo.
Foto: Captura video

Una fraternidad de la Universidad de Texas en Austin no será castigada por organizar una fiesta al estilo de la patrulla fronteriza, durante la cual varios de los que atendieron portaron trajes típicos mexicanos y ropa de albañiles.

La organización Phi Gamma Delta de la universidad organizaron la fiesta el pasado 7 de febrero, y a pesar de la represalia por parte de la comunidad estudiantil, la Universidad se negó a imponer algún castigo.

“Mientras que el comportamiento (de la fraternidad) no refleja los valores de UT, (las acciones) caen dentro del derecho de expresión de la vida privada de los estudiantes en eventos fuera del campus”, indicó la organización académica por medio de su cuenta de Twitter.

Durante la fiesta, personas portaron atuendos típicos mexicanos, —ponchos, sombreros, y vestimenta con la palabra “México” destacada— mientras que otros decidieron ir vestidos como albañiles. Imágenes de un video muestra como la decoración de la fiesta incluía dibujos de mujeres indígenas mexicanas, y del tequila.

Por su parte, el presidente de la fraternidad Andrew Campbell informó por medio de un comunicado que él y su organización habían aprendido una lección sobre cómo organizar eventos. Asimismo, se disculpó por lo ofensivo de los trajes de estudiantes que atendieron la fiesta.

Según Campbell, la intención de la fiesta era recordar los tiempo del viejo oeste.

Una carta emitida por Asuntos de la Comunidad Latina del campus instó a la Universidad a “alentar a estas organizaciones de frenar la representación negativa y ofensiva de comunidades de color del campus”.

A la carta se han unido varias organizaciones de otras universidades y a nivel nacional.

Mira la carta, aquí: Letter of concern 2/9/15