Polémicas propuestas educativas de Cuomo

La ampliación del número de escuelas charter y el cambio en el sistema de evaluación de los maestros han generado debate
Polémicas propuestas educativas de Cuomo
Cuomo propuso que la calificación de los maestros esté basada en un 50% en los resultados de las pruebas estatales de sus alumnos.
Foto: Archivo

Cristina Loboguerrero
maria.loboguerrero@eldiariony.com
NUEVA YORK – Los dos puntos que han creado más controversia del plan educativo del gobernador Andrew Cuomo son la ampliación del número de escuelas charter y el cambio en el sistema de evaluación de los maestros de las escuelas públicas.

Cuomo propuso que ahora la calificación de los maestros esté basada en un 50% en los resultados de las pruebas estatales de sus alumnos, lo que quiere decir que mientras más estudiantes salgan mal en las pruebas peor será la nota para el maestro.

Esta es una propuesta que pone en una situación difícil a los educadores, ya que bajo el sistema actual sólo el 20% de la calificación de los docentes está basada en los resultados de los exámenes estandarizados que toman los estudiantes.

El nuevo sistema de evaluación afectaría sólo a los docentes de escuelas públicas y no de las charter. “Al no estar sindicalizados los maestros de las charter, estos se rigen por las políticas individuales establecidas en cada escuela”, explicó Carlos Vargas Ramos, investigador del Centro de Estudios Puertorriqueños de Hunter College.

El tema de las charter también ha generado gran controversia. El gobernador propuso aumentar en 100 el número de estos planteles, que ya suman 460, así como que se termine con el sistema actual que otorga diferentes cuotas de estas escuelas por regiones, y en vez se aplique a todo el estado por igual.

“No hay necesidad de aumentar el número de escuelas chárter, primero debería cumplirse con el tope establecido hasta ahora”, opinó el profesor Daniel Bloomfield, maestro de educación del Centro de Graduados de CUNY y del Brooklyn College.

Uno de los inconvenientes de las charter, de acuerdo con el académico, es que concretamente para los estudiantes latinos no se ha comprobado la “efectividad” de estas escuelas, en particular para los estudiantes que están aprendiendo inglés.

Pero estas escuelas también tienen sus defensores, y así quedó demostrado la semana pasada en Albany donde se llevó a cabo una numerosa manifestación en la que se defendió la creación de más planteles.

Miles creen que las charter son una forma de combatir lo que llamaron “una crisis en educación” en el estado, asegurando que al menos 800,000 estudiantes de las escuelas públicas en los grados de tercero a octavo no cumplieron con las normas de capacidad en inglés o matemáticas el año pasado.