Editorial: Una victoria de la comunidad

Es necesario revisar el funcionar del DTSC a cargo de evitar la contaminación
Editorial: Una victoria de la comunidad
Fiscales federales anunciaron un acuerdo con la planta recicladora de baterías para que ésta cerrara sus puertas.
Foto: Archivo

ENGLISH VERSION

El cierre de la planta de reciclaje de baterias Exide es un triunfo de la comunidad que lleva años tratando de clausurar una instalación que contamina a sus vecinos.

Exide aceptó un acuerdo federal por el cual no iba a ser llevado a los tribunales por poner en peligro la salud de la gente con sus prácticas de almacenamiento y reciclaje, a cambio de cerrar la planta y comprometer 50 millones de dólares para para el cierre y la limpieza de la instalación, y para crear un fondo con el fin de limpiar el terreno contaminado en los hogares aledaños.

Según se explicó, la limpieza puede superar los 50 millones de dólares y si Exide en algún momento en los proximos 10 años no cumple con sus compromisos establecidos por los acuerdos federal y estatal, puede ser enjuiciado por las violaciones a la ley admitidas.

Ahora le toca al Departamento para el Control de Sustancias Tóxicas de California (DTSC) verificar el cumplimiento del acuerdo. Por ejemplo, el DTSC debe asegurar que Exide remueva todas la estructuras e instalaciones de su terreno en los próximo dos años.

El papel del DTSC como ente regulador ha sido un desastre en cuando a Exide se refiere, a quien le ha permitido operar con un permiso temporario por más de 30 años, mientras contaminaba a su alrededor. Por mucho tiempo el proceder de la agencia estatal parecía estar más comprometida con el funcionamiento de la empresa que con la protección de la gente, la cual debería ser su principal función.

Algunos aspectos cuestionables del DTSC como los permisos de operación indefinida de plantas bajo la categoría de temporaria ya desaparecerán gracias a una nueva ley del senador Ricardo Lara y firmada por el gobernador Brown el año pasado.

Esto evitará la repetición de uno de los problemas de Exide, pero es insuficiente para garantizar que el DTSC cumpla con su función encomendada de proteger a los californianos por sobre el interés de la industria.

El caso de Exide y la supervisión del acuerdo que debe mantener, debe servir para más cambios dentro del DTSC de manera que se recupere la confianza popular perdida con justicia por su proceder en casos como el de Exide