Trabajadores de McDonald’s en NYC están que arden

Protestan por quemaduras en el trabajo que se curan con mostaza o mayonesa por falta de medicinas en los botiquines
Trabajadores de McDonald’s en NYC están que arden
Casi medio centenar de personas protestaron, este martes, frente al McDonald's de la Quinta avenida y la calle 34.
Foto: Mariela Lombard / EDLP

NUEVA YORK — Las marcas en el brazo derecho son la prueba más fehaciente de las constantes quemaduras que ha sufrido la salvadoreña Rosa Rivera (49) en los 15 años que lleva trabajando en un McDonald’s, heridas que aunque no son de gravedad en su momento la hicieron casi llorar.

“El ardor es insoportable”, afirmó Rivera que se desempeña haciendo diversas labores en el establecimiento de la calle 181 y la avenida Broadway, en Manhattan. La mujer contó que cuando se quema friendo las papas o cocinando las hamburguesas en la parrilla, lo único que la calma es echarse salsa de tomate.

La residente de El Bronx recordó con tristeza que “las quemaduras son el pan de cada día que tengo que vivir junto con mis compañeros de trabajo”. “Cuando le decimos a la supervisora que nos quemamos ella nos dice que vayamos al botiquín, pero, como siempre, la caja de primeros auxilios está vacía. Nunca hay curitas ni cremas ni nada que podamos echarnos para calmar el dolor”.

Rivera se unió a casi medio centenar de personas que protestaron, este martes, frente al McDonald’s de la Quinta avenida y la calle 34, para exigir que la cadena de comida rápida tome responsabilidad por el bienestar de sus empleados en casos como las quemaduras, que son muy frecuentes, además de insistir en mejoras salariales y que se les permita sindicalizase.

La hondureña Marla Sandoval es otra trabajadora de un McDonald’s en Midtown. La trabajadora se ha quemado en incontables ocasiones, y como prueba, muestra las pequeñas cicatrices. “Es duro ganarse la vida, trabajando por tan poco dinero ($10 por hora) y que el patrono no le dé a uno ni siquiera algo tan básico como una crema para calmar el ardor”, sostuvo Sandoval.

La hispana, que también vive en El Bronx y lleva 7 años trabajando en la cadena, dijo que “su mejor remedio es la mayonesa, porque como es grasosa, eso aparentemente calma de alguna manera”.

LEE TAMBIÉN:

Dueño de siete McDonald’s pagará por abusos a empleados

Huelga mundial por aumento de salario en restaurantes de comida rápida

Trabajadores no bajan la guardia por alza del salario mínimo

La manifestación de hoy se realizó un día después que 28 trabajadores de McDonald’s de 19 ciudades sometieran una queja por falta de seguridad laboral, ante la Administración de Seguridad y Salud en el Trabajo, OSHA.

Los participantes de la protesta eran en su mayoría representantes de organizaciones que abogan por los derechos de los trabajadores. Marisol Talzinta, miembro de Comunidades por un Cambio indicó que “vinimos a apoyar a los empleados de McDonald’s para que se les respete y de mejor trato en sus áreas de trabajo”.

Heidi Barker Sa Shekhem, portavoz de la empresa, reaccionó diciendo que “McDonald’s y sus franquicias independientes están comprometidos a proveer condiciones de trabajo seguras para todos sus empleados en los 14,000 restaurantes de la marca que funcionan en Estados Unidos. Revisaremos estas alegaciones, sin olvidar que estas quejas son parte de una gran campaña orquestada por activistas, que se han focalizado en nuestra marca para obtener cobertura periodística”.

De acuerdo con una encuesta realizada en internet a nivel nacional, los problemas de seguridad acontecen en toda la industria de comida rápida. Según la compañía de estadísticas Hart Research Associates for the National Council for Occupational Safety and Health, el año pasado, el 79% de los trabajadores de estos restaurantes sufrieron quemaduras mientras laboraban.

De esa encuesta, se dedujo también que el 36% de esos trabajadores reportaron que los botiquines de primeros auxilios no existían, eran inaccesibles o estaban vacíos. Además, a un tercio de los trabajadores se les dijo que podían tratar las quemaduras con condimentos tales como mostaza o mayonesa en lugar de crema específica para quemaduras.

Lo anterior se trata de un problema generalizado desde que los trabajadores de comida rápida comenzaron a organizarse en la Ciudad de Nueva York hace más de dos años. “En nuestra primera reunión, había 50 trabajadores en una habitación en la Ciudad de Nueva York que levantaron sus brazos cubiertos de quemaduras y dijeron ‘esto es lo que significa ser un trabajador de comida rápida’ “, reveló Kendall Fells, director del grupo Luchemos por $15 (en alusión al salario que se exige se pague por hora).

Alrededor de la web