Porsche quiere combatir a Ferrari con un nuevo modelo

La alemana desarrollará un deportivo para enfrentar a su rival
Porsche quiere combatir a Ferrari con un nuevo modelo
El nuevo Porsche estaría entre el 911 y el 918 Spyder.
Foto: Porsche

Porsche, a través de su casa matriz Volkswagen, podría ampliar su línea de modelos deportivos con la intención de salir a combatir directamente contra Ferrari y su casa matriz, la FCA (Fiat Chrysler Automobile).

Porsche está ultimando planes para añadir un nuevo modelo a su línea para atender a la creciente demanda de vehículos deportivos de lujo. El nuevo modelo deportivo sería diseñado para desafiar a los autos fabricados por Ferrari.

La automotriz alemana ha dicho previamente que podría ampliar la línea de la Panamera con una más amplia variante o añadir un modelo deportivo entre el 911 y el 918 Spyder súper deportivo híbrido.

Porsche planea vender más de 200,000 vehículos por primera vez este año, impulsados por la demanda de los SUV Macan que presentó en abril de 2014. Las entregas de Porsche subieron 17% a 189,849 vehículos en 2014 y aumentaron un 34% en febrero a 14,836.

El aumento se produce en medio de una creciente demanda para la mayoría de los fabricantes de automóviles de lujo, con marcas como sus filiales Audi y Bentley, que han aumentado los registros de ventas el año pasado.

Se prevé que la demanda de automóviles de lujo aumente aún más este año, gracias al crecimiento en China y los Estados Unidos. Pero el aumento de los costos de desarrollo de nuevos modelos y la ampliación de la capacidad de fabricación, están a punto de impactar en las ganancias.

El margen de beneficio para Porsche se redujo a 16% de un 18% el año pasado, debido a los costos para añadir el Macan a su línea y la modernización de la SUV Cayenne. Sin embargo, el margen de beneficios en las ventas de Porsche siguió siendo uno de los más altos entre los fabricantes de automóviles globales.

Las ganancias de Porsche y Audi son vitales para financiar el plan de expansión global de la casa matriz, Volkswagen, para arrebatar a Toyota el primer puesto de la industria mundial en 2018.