Cientos acompañan entierro de niños muertos en incendio en Brooklyn

Fueron enterrados en un cementerio de Jerusalén
Cientos acompañan entierro de niños muertos en incendio en Brooklyn
Los siete hermanos fueron enterrados en el cementerio de Guivat Shaul.
Foto: EFE

Jerusalén — Centenares de personas, entre las que se contaban amigos y familiares junto a personas anónimas, arroparonel lunes al padre de los siete hermanos fallecidos el sábado en un incendio en Nueva York, en el sepelio que tuvo lugar en Jerusalén.

Los restos de los siete hermanos, con edades comprendidas entre los 5 y los 16 años, llegaron este mediodía a Israel para ser enterrados esta tarde en el cementerio de Guivat Shaul de la ciudad santa.

Entre sollozos, el padre de los menores fallecidos en Brooklyn, miembros de una familia de judíos ortodoxos, reafirmó su fe en dios frente los cuerpos amortajados de sus hijos, según la tradición mosaica.

“Dios todopoderoso se ha llevado a siete rosas. Se llevó a mis hijos y a mis futuros nietos, quizá 70 u 80 de ellos, sus sonrisas. A ti, mi Dios, me entrego. Mi alma, mi todo. Así es cómo me siento”, manifestó Gabriel Sassoon en el funeral de sus hijos.

Los menores dormían en su vivienda de Brooklyn cuando una hornilla eléctrica utilizada para mantener comida caliente durante la jornada de descanso del Shabat falló e inició un fuego que se extendió rápidamente por toda la casa.

Solo la madre y una de sus hijas, de 15 años, sobrevivieron, al saltar desde una ventana en el segundo piso del edificio, y continúan ingresadas en estado crítico en un centro médico de Nueva York.

El rabino Alon Deri, un amigo de la familia, se trasladóel lunes al aeropuerto Ben Gurión, próximo a Tel Aviv, para recibir al padre de los niños.

Allí, relató al medio digital “Ynet” la razón por la que los siete hermanos iban a ser enterrados en Israel, país en el que residieron una temporada.

“Todos estos años él (Gabriel) habló de regresar a Israel. Había construido su hogar en Jerusalén”, manifestó.

“La decisión de enterrarse en Israel procede de una fe profunda y una ‘mitzvá’ (obligación religiosa judía). Creemos que en el momento en que eres enterado en Tierra Santa tus pecados son perdonados”, apuntó Deri.

Las autoridades neoyorquinas indicaron que el fuego se inició por un fallo en una hornilla eléctrica instalada en la cocina, utilizada por la familia para mantener comida caliente durante el Shabat.

La práctica es habitual entre los judíos ortodoxos, que tienen prohibido encender fuegos o aparatos eléctricos durante ese día sagrado.

En el incendio murieron tres niñas de 6, 11 y 16 años junto a cuatro niños de 5, 8, 10 y 12 años, que fueron atrapados por las llamas que ascendieron rápidamente al segundo piso de la vivienda unifamiliar, desde la cocina situada en la planta principal.