Toyota está muy cerca de abrir su planta en México

La fábrica comenzaría a operar en 2019
Sigue a El Diario NY en Facebook
Toyota está muy cerca de abrir su planta en México
Toyota invertiría unos $1,000 millones en su planta en México.
Foto: Toyota

Toyota ultima los planes para establecer su primera planta de montaje de automóviles de pasajeros en México, que podría ser aprobada por el consejo a partir del próximo mes.

La apertura de la planta sería una señal del fin de la era de congelamiento de expansión, impuesta durante tres años por el presidente de la automotriz, Akio Toyoda, quien responsabilizó a la agresiva expansión de la compañía hace una década de las fallas de calidad y una crisis de retiros en 2009.

Toyota es el último gran fabricante de automóviles sin un importante centro de producción en México, país que ha atraído a los fabricantes de automóviles y proveedores por sus bajos costos laborales y el acceso libre de aranceles a los Estados Unidos, el mayor mercado único de Toyota.

El fabricante japonés tiene una planta en Baja California, México, que produce la camioneta Tacoma, pero no tiene ninguna planta de automóviles de pasajeros.

La planta fabricaría el popular Corolla y comenzaría la producción en 2019. Con base en las recientes inversiones de sus rivales, incluyendo Volkswagen, una nueva planta de ensamblaje representaría una inversión de más de $1,000 millones para Toyota.

El año pasado, Toyoda pidió a los planificadores de exploración revisar un sitio en México para justificar el proyecto. Entonces las autoridades mexicanas lanzaron media docena de sitios potenciales para una nueva planta, y los ejecutivos de Toyota han concentrado un sitio en el estado central de Guanajuato, cerca de la fábricas de GM, Mazda y Nissan.

Mazda abrió una planta de ensamblaje en Guanajuato a principios del año pasado, que también producirá vehículos de Toyota en virtud de un acuerdo entre los fabricantes de automóviles.

En junio del año pasado, Mercedes Benz y Nissan anunciaron planes para construir una nueva planta de autos pequeños en México a un costo de $1.4 mil millones.

La ola de nuevas inversiones de fabricantes de automóviles ha llevado a cientos de proveedores de autopartes japonesas a México en los últimos años. La producción automotriz en México se duplicó a más de 3 millones de vehículos anuales en cinco años hasta 2014.

Con la capacidad de producción en México, los fabricantes de automóviles japoneses evitan el riesgo de que un yen más fuerte corte en ganancias de las exportaciones y así reducir al mínimo el riesgo de una interrupción en las ventas, con eventos como el conflicto laboral que frenó el comercio a través de la costa oeste de Estados Unidos a principios de este año.