Universidad Tufts aceptará a estudiantes indocumentados

Les dará ayuda financiera aunque no tengan “sin papeles”

Universidad Tufts aceptará a estudiantes indocumentados
Entrada a la biblioteca Tisch en la Universidad Tufts.
Foto: HeroToHelp via Wikimedia Commons / Wikimedia Commons

Washington, D.C. – Desafiando a la veintena de estados que quieren estrechar el cerco a los indocumentados, la Universidad Tufts, en Massachusetts, informó este martes de que comenzará a aceptar a estudiantes “sin papeles” y les ofrecerá ayuda financiera.

En una declaración, la prestigiosa universidad privada, con tres recintos en Massachusetts y uno en Francia, dijo que reconocerá a los indocumentados como estudiantes estatales y éstos podrán solicitar ayuda para el costo de la matrícula según sus necesidades financieras.

“Siguiendo nuestra política actual sobre ayuda financiera para estudiantes de licenciatura, Tufts cubrirá al 100% las necesidades de todo estudiante indocumentado aceptado”, explicó.

Se prevé que al menos cinco estudiantes indocumentados podrán aprovechar la nueva política de Tufts para el ciclo del semestre de otoño este año.

La universidad ha ido un paso más allá que otras universidades privadas que apoyan a los indocumentados, ya que aceptará a estos estudiantes aunque no tengan protección bajo el programa de “acción diferida”(DACA).

La noticia, que se regó como pólvora entre activistas pro-inmigrantes, es una victoria para el grupo universitario “United for Immigrant Justice” (UIJ), que desde el año pasado ha venido luchando por la inclusión de los estudiantes indocumentados en la universidad.

El grupo logró que la universidad aprobara una resolución en noviembre pasado a favor de los indocumentados, y organizó desde entonces una serie de actos de protesta y solidaridad con los estudiantes.

Zobella Vinik, presidenta del grupo, dijo al diario The Boston Globe que aplaude la decisión de Tufts porque el costo de las universidades es una gran barrera para los indocumentados.

Por ley, los estudiantes indocumentados no pueden recibir ayuda federal para costear su educación universitaria pero la Universidad Tufts, al igual que otras, les ofrecerá becas privadas en base a sus necesidades y si reúnen los demás requisitos académicos.

Los estudiantes pagarán la matrícula al mismo precio que los residentes del estado, y no la que normalmente se cobra a estudiantes internacionales, como es el caso en muchas universidades en todo el país.

En la actualidad, cerca de una veintena de estados permiten que los estudiantes indocumentados paguen matrícula a nivel de residente estatal, una idea que se ha topado con el rechazo de la mayoría de grupos conservadores en EEUU.

En días recientes, la Universidad de Loyola, en Chicago (Illinois), aprobó una medida para crear un fondo de becas para los “Dreamers” con parte del dinero que pagan los estudiantes para costos administrativos.

La Universidad de Nueva York ha lanzado un programa piloto para ayudar a ciertos estudiantes indocumentados en la ciudad.