Agresor sexual vivía cerca de parque infantil

El hombre que violó a una mujer en un bar en Manhattan residía con otros 13 agresores sexuales cerca de una escuela privada

Guía de Regalos

Nueva York  –  Aunque hay una costosa escuela privada a una cuadra y varios parques visitados por niños y condominios de lujo alrededor, muy pocos sabían que en la calle 30 en Manhattan se ubica un refugio para hombres donde se albergaba Rodney Stover, el hombre que violó a una mujer dentro de un bar el sábado anterior.

En el refugio Bellevue Men’s Shelter viven 13 pedófilos exconvictos, violadores y otras personas con antecedentes por delitos sexuales, quienes recorren el vecindario sin que los residentes del área estén al tanto, y a pesar que hay seis escuelas en un radio de cinco calles.

“Yo siempre veo a esos hombres beber alcohol y fumar en las bancas del parque”, dijo al Daily News Erika Halcin (36) una residente del sector que frecuenta un parque cerca a la calle 29 y la Segunda avenida.

Según los registros de antecedentes del estado, que fuero citados por medios locales, al menos tres violadores exconvictos y cuatro pedófilos habitan en el refugio.

Stover (48) fue arrestado el miércoles y el jueves un juez ordenó que quedara detenido y sin fianza por violar a una mujer de 23 años dentro del baño de un bar en la calle 27. El hecho ocurrió diez minutos antes de que debiera regresar al refugio el sábado 11 de abril.

El acusado había sido liberado en febrero después de pagar una condena de 20 años en Nueva York y Pensilvania.

Datos de la Ciudad indican que en el refugio de la calle 30, con capacidad para 850 personas, residen el doble los ofensores sexuales que hay en Charles Gay Family Center en la alejada Wards Island donde hay seis. Por su parte en el Life Family Shelter, detrás de los cuarteles de la Policía en el Bajo Manhattan, reside un solo ofensor sexual.

Ishanee Parikh, vocera del Departamento de Servicios a los Desamparados (DHS), dijo al Daily News que su oficina no confirma la dirección de todos los ofensores sexuales registrados en Bellevue. Si ellos se mudan, aun a otro refugio de la ciudad, DHS no alerta al registro de agresores sexuales. “Por ley es el individuo el que debe alertar al registro”, dijo Parikh.