Residentes de Brooklyn se oponen a cobro de bolsas plásticas

Sigue a El Diario NY en Facebook

Nueva York —  Una propuesta de cobrar 10 centavos por cada bolsa plástica suministrada en bodegas y supermercados se topó con una inesperada resistencia cuando una decena de ancianos, inquilinos de la vivienda pública y pequeños comerciantes de Williamsburg entregaron 9,000 cartas firmadas al concejal Antonio Reynoso, pidiéndole que retire el proyecto de ley.

“Usted representa nuestra voz, así que escuche nuestro rechazo absoluto a esta legislación que pesa en el bolsillo de los pobres”, dijo Leonel Vargas, un residente del área.

La propuesta de ley fue presentada en marzo por los concejales Brad Lander y Margaret Chin, y es apoyada por Antonio Reynoso, que preside el Comité de Higiene y Administración de Residuos.

El cobro busca reducir el uso de las bolsas plásticas, un derivado del petróleo, por razones medioambientales. Los concejales patrocinadores aseguran que su producción, transporte y eliminación contribuyen al cambio climático, pero algunos constituyentes opinan que el coste de 10 centavos será otro golpe a la precaria economía de los neoyorquinos más vulnerables.

Reynoso argumentó que los millones anuales en costos de operación para desechar las bolsas fuera de la ciudad, podrían invertirse en las necesidades más urgentes de los residentes de escasos ingresos, como vivienda accesible y programas de salud.

El Departamento de Sanidad colecta más de 1,700 toneladas de bolsas plásticas a la semana y requiere de $12.5 millones anuales para eliminarlas.

“Urge tomar conciencia ecológica y cambiar las prácticas menos amables con el ambiente por alternativas verdes”, indicó Reynoso, quien destacó que su oficina sólo emplea bolsas reciclables. El oficial alentó a sus constituyentes a retomar la antigua usanza de acudir al supermercado con carritos de carga o “bolsas verdes” para reducir el consumo de plásticos.