FBI admite errores al aportar pruebas en juicios a acusados de pena de muerte

El Departamento de Justicia y el FBI admitieron que una unidad forense dio testimonios con errores en 257 juicios durante más de dos décadas, entre ellos 32 casos que acabaron en sentencia a muerte y que han resultado en la ejecución o fallecimiento de 14 personas.
En un comunicado enviado al diario Washington Post, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) y el Departamento de Justicia, del que depende esa agencia, aseguraron que están revisando la actuación de esa unidad forense entre la década de 1970 y el año 2000, cuando se produjeron los errores.
De los 28 miembros de la unidad de comparación microscópica de muestras de cabello del laboratorio del FBI, 26 dieron testimonios exagerados o equivocados respecto al análisis de cabellos en formas que favorecieron a la acusación en 257 casos, el 95% de los 268 juicios que el Gobierno ha revisado hasta ahora.
Así lo indicaron al Washington Post la Asociación Nacional de Abogados de Defensa Criminal (NACDL) y el Innocence Project, dos organizaciones que están ayudando al Gobierno estadounidense en la revisión.
Los casos con testimonios dudosos o análisis erróneos incluyen los de 32 acusados que fueron sentenciados a muerte, de los que 14 han sido ejecutados o han fallecido en prisión, indicaron esos dos grupos al diario.
Los acusados y los fiscales federales y estatales en 46 estados de Estados Unidos y el Distrito de Columbia están siendo notificados a medida que avanza la revisión para determinar si hay base suficiente para apelaciones en algunos de los casos, de acuerdo con el periódico.
El Departamento de Justicia y el FBI aseguraron que están “comprometidos a asegurar que los acusados afectados son notificados de los errores del pasado y que se hace justicia en cada instancia”, según el comunicado conjunto enviado al diario.
“El Departamento (de Justicia) y el FBI también están comprometidos a asegurar la precisión de los futuros testimonios sobre análisis de cabellos, así como la aplicación de todas las disciplinas de la ciencia forense”, añadió el comunicado.
En total, el FBI ha asegurado que revisará unos 2,500 casos en los que el laboratorio forense de la agencia analizó una muestra de cabello entre 1972 y 1999.
La investigación del Gobierno sobre el tema comenzó en 2012, después de que el mismo periódico informara de que algunos análisis erróneos de cabello podrían haber llevado a las condenas de cientos de personas potencialmente inocentes desde al menos la década de 1970, en casos de asesinato, violación y otros crímenes violentos.