Expo Milano abre con bombas molotov

El encuentro se vio empañado por las llamas y el despliegue de 2,600 agentes
Expo Milano abre con bombas molotov
Decenas de encapuchados seguidores del conocido como "Bloque Negro" ocasionarion los disturbios.

Violentos enfrentamientos estallaron este mediodía en Milán entre la policía y decenas de personas que llevaban pasamontañas y máscaras de gas durante una manifestación contra la Expo Milano 2015, también conocida como Exposición Universal, que abrió este viernes sus puertas en la ciudad italiana.

Los manifestantes incendiaron varios autos y cubos de la basura, lanzaron petardos, fumígenos y piedras contra la policía, que respondió con gases lacrimógenos, horas después de la inauguración del evento, que se llevó a cabo por la alimentación del planeta.

La ciudad italiana, que desde este viernes acoge la Exposición Universal, fue escenario desde primera hora de la tarde de una manifestación bajo el lema “Expo: deuda, cemento y precariedad”, que transcurrió pacíficamente. Sin embargo, tal y como se preveía, en la cola de la manifestación se encontraban integradas varias decenas de encapuchados seguidores del conocido como “Bloque Negro”, una forma de reivindicación violenta surgida a finales de la década de 1980 y de ideología anticapitalista.

Las autoridades habían desplegado con anticipación unos 2,600 efectivos de seguridad para evitar incidentes, ya que muchos de los que se oponen a la Expo critican los elevados costes así como la participación de grandes empresas de alimentación como patrocinadores.

Incluso, en la víspera, un grupo desconocido de hackers consiguió paralizar la página web de venta de entradas durante algunas horas.

Los No Expo encabezaron su primera acción de protesta ayer, con una manifestación de estudiantes que dejó algunos incidentes, ya que unos 20 encapuchados intentaron romper los vidrios de una oficina de Manpower y tirar pintura contra el local de esta consultoría de recursos humanos y socio oficial de la Expo.

El saldo

Cerca de doce manifestantes, todos ellos italianos, fueron detenidos y un total de 11 agentes resultaron heridos leves tras los disturbios.