Piden fondos federales para transporte público

Concejales impulsan la aprobación de la ley “Grow America Act” que aportaría $734 millones a Nueva York
Piden fondos federales para transporte público
La ley federal permitiría más fondos para el transporte en la ciudad de Nueva York.

Nueva York  – Oficiales de la Alcaldía, concejales y activistas se unieron este lunes para impulsar la aprobación de la ley federal “Grow America”, una iniciativa del presidente Barack Obama que entregaría $317,000 millones para mejorar calles y autopistas en todo país así como $115,000 millones para mejorar los sistemas de tránsito, incluyendo $5,100 millones para transporte público.

“Con este aumento podemos asegurar que la ciudad de Nueva York pavimente más calles, expanda ciclovías protegidas, instale más medidas de seguridad, rediseñe calles y expanda el sistema de transporte”, dijo el concejal Ydanis Rodríguez.

Estos beneficios implicarían más de $734 millones para el estado de Nueva York. “Sólo en el Departamento de Transporte de la Ciudad, un 25% de los fondos son federales. Esta ley es crucial, ya que el financiamiento en los últimos años ha descendido y si el Congreso no actúa pronto, podríamos ver esos números bajar aún más”, dijo la comisionada de Transporte Polly Trottenberg.

La petición por más fondos para el transporte ocurre en momentos en que la Autoridad de Transporte Metropolitana (MTA) está tratando de resolver una brecha de alrededor de $14,000 millones en su plan de capitales. “Sería un influjo gigante de financiamiento tanto para los puentes y calles de Nueva York, como para la MTA. Esto significaría calles y puentes más seguros, buses y metros más seguros”, explicó Trottenberg.

Junto al concejal Rodríguez y a la comisionada, una serie de agrupaciones apoyaron la medida, incluyendo la Asociación General de Contratistas de Nueva York, la organización de usuarios del transporte público Riders Alliance y la organización de discapacitados Disabled in Action.

El alcalde Bill De Blasio estaría liderando a un grupo de alcaldes que, en las próximas semanas, visitarán Washington D.C. para presionar para que la ley se apruebe.