Pizzería en Queens era una pantalla para tráfico de cocaína

Sería parte de la agrupación criminal calabresa "Ndrangheta" y sus operaciones ilegales en EEUU
Pizzería en Queens era una pantalla para tráfico de cocaína
El restaurante Cucino a modo mio era oficina para red de tráfico de cocaína.

Nueva York – Una investigación conjunta de autoridades estadounidenses e italianas descubrió que una familia de inmigrantes calabreses mantenían una pizzería de día, pero de noche supuestamente dirigían una red de tráfico de cocaína que se expandía por tres continentes.

El restaurant Cucino a Modo Mio, en Queens, escondía, de acuerdo al FBI, armas y dinero. Dentro de una caja fuerte, los investigadores encontraron seis pistolas, un rifle, balas, muñequeras de bronce, otras armas y $100,000 en efectivo.

Al mismo tiempo, en Italia, trece personas fueron arrestadas en Calabria, región del sur de ese país donde funciona la agrupación mafiosa “Ndrangheta”. Ésta estaría, de acuerdo a las autoridades, enfocada en consolidar sus influencias y operaciones en los Estados Unidos.

Cucino a Modo Mio sería la base central de una operación internacional de tráfico de drogas, de acuerodo a las autoridades italianas. En Holanda y España ya habrían capturado 123 libras de cocaína como parte de la misma operación, hace unos meses.

De acuerdo a los investigadores, la agrupación enviaba maletas cargadas con efectivo hacia Costa Rica y luego recibía droga a través de Pennsylvania y Delaware, para después enviarla a España, Holanda e Italia. La cocaína venía en pequeños paquetes, escondida entre cargamentos de yuca desde Costa Rica. Las autoridades italianas han dicho que la droga capturada tiene un valor de medio millón de dólares y, en las calles, se habría vendido por al menos diez veces más.

Hace dos meses, tres calabreses fueron arrestados en Nueva York. Gregorio Gigliotti, su esposa Eleanora y su hijo Angelo eran parte de una familia que tenía una pizzería en Corona. Gligliotti se declaró inocente y está arrestado sin posibilidad de fianza. Su abogado, Gerarld McMahon, dijo que el caso contra su cliente era débil.

La investigación, llamada Operación Columbus, convenció a las autoridades de que la “Ndrangheta”, que ya tenía una fuerte presencia en Australia y Canadá, está trasladando a sus líderes y empleados a Estados Unidos. De acuerdo a los expertos,  su fortaleza está en que se basa en vínculos familiares, a diferencia de la Cosa Nostra en Sicilia, que elige sus miembros principalmente por sus habilidades.