Dejarán que perros permanezcan en restaurantes al aire libre

El Senado Estatal aprobó un proyecto de ley que permitiría la compañía canina en estos negocios
Dejarán que perros permanezcan en restaurantes al aire libre

Nueva York— El Senado Estatal aprobó ayer un proyecto de ley que permitiría a los dueños de perros permanecer con sus mascotas en cafés y restaurantes al aire libre.

Aunque los acompañantes peludos se ven a menudo descansando cerca de sus propietarios en estos sitios, los dueños de los negocios se arriesgaban a perder sus licencias bajo el Código de Salud del Estado que prohíbe servir comida cerca de animales domésticos.

“Se beneficiarán de esta ley propietarios de restaurantes y clientes”, dijo al New York Post el senador republicano Kemp Hannon, del condado de Nassau, quien preside el Comité de Salud y presentó el proyecto de ley.

Funcionarios del área calificaron la medida como positiva. La asambleísta Linda Rosenthal (D-Manhattan), una defensora de los animales, está patrocinando la legislación en la Asamblea del Estado.

Rosenthal explicó que se reunió con políticos del estado de California que empujaron una legislación que admite a las mascotas en restaurantes al aire libre.

El gobernador de California, Jerry Brown, hizo legal en agosto del año pasado que los perros acompañen a sus propietarios en cafés al aire libre.

“La gente aprecia a sus perros y gatos como miembros de la familia. Esta ley les permitirá tomar el almuerzo juntos”, dijo Rosenthal al New York Post.

El senador Hannon dijo que introdujo la ley luego de que propietarios de restaurantes de la ciudad de Nueva York y Long Island, solicitaran en su oficina que sus clientes pudieran tener compañía canina en los negocios.

“Mientras restaurantes pueden asegurar que los alimentos y utensilios no están contaminados, los clientes deben ser capaces de llevar a sus perros estos sitios”, dijo el senador.

Si se aprueba el proyecto de ley en la Asamblea y es firmada el gobernador Andrew Cuomo, los restaurantes todavía no estarían obligados a permitir a los perros.

“Una de las grandes cosas sobre el proyecto de ley es que no es un mandato”, explicó la asambleísta Rosenthal. “Los dueños de negocios no están obligados a admitir a los perros, pero pueden elegir”.