Editorial: Victoria de los trabajadores

Esperamos que otros estados y ciudades sigan el ejemplo de Los Ángeles.

Guía de Regalos

Editorial: Victoria de los trabajadores
Trabajadores en el Ayuntamiento de Los Ángeles aplauden la decisión de aumentar el salario mínimo.

La aprobación realizada por el Concejo Municipal de Los Ángeles de un salario mínimo puso a esta ciudad a la vanguardia junto a ciudades como Seattle y San Francisco. Este incremento, que se realizará paulatinamente, elevará los actuales salarios de pobreza por una cifra que permita una vida más digna.

El acuerdo es una victoria para los trabajadores y los sindicatos que presionaron por el aumento a 15 dólares, cuando también había otras propuestas que andaban circulando por montos menores. Finalmente se decidió elevarlo de los 9 dólares por hora actuales a 15 dólares en 2020 para las empresas con más de 25 empleados. Se otorga un año más para que las compañías pequeñas puedan absorber el gasto.

Este es un paso importante para una ciudad como Los Ángeles, con un costo de alto de vida en donde conviven grandes fortunas junto a un extenso sector de trabajadores pobres. El poder adquisitivo de los empleados a salario mínimo se elevará en más de 10,000 dólares anuales, lo que ayudará a la economía.

Esperamos que otros estados y ciudades sigan el ejemplo de Los Ángeles. Las posibilidades son remotas de que el Congreso federal eleve el salario mínimo federal del actual 7.25 dólares por hora. Por eso le quedan a las autoridades locales recomponer el alicaído ingreso.

Ojalá que avance con rapidez la propuesta del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, de elevar el salario mínimo de la Gran Manzana a 15 dólares la hora para 2019. Tanto en Nueva York como en Los Ángeles los trabajadores del sector de servicio son la espina dorsal de la economía y los peores pagados. Es hora también de que tengan una compensación justa.

El gran desfase ocurrido en la compensación laboral de las últimas décadas dejó por suelos el salario mínimo. Al mismo tiempo cambió la demografía de los trabajadores que lo reciben. La imagen romántica de un adolescente que inicia sus pininos laborales recibiendo un salario mínimo fue reemplazado por adultos a medida que el poder adquisitivo fue derrumbándose.

Es fundamental dignificar y valorar el trabajo, la manera de hacerlo es a través de una compensación que ayuda un poco a sacar al trabajador de la pobreza en que se encuentra.