Discuten nuevas regulaciones para autos que sirven como taxis

En una concurrida audiencia pública, realizada este jueves en la Comisión de Taxis y Limosinas, TLC, se discutieron las nuevas regulaciones que se quieren implementar para servicios de taxis como Uber, que requerirían que los operadores que utilizan aplicaciones para teléfonos inteligentes sean aprobadas previamente por la mencionada agencia.

El punto más álgido dentro del paquete de reformas que quiere implementar la TLC, se encuentra el de regular las aplicaciones que se usan en los teléfonos inteligentes, controlando así más de cerca la manera cómo los usuarios contraten los servicios de servicios como Uber o Lift.

Y mientras la TLC argumenta que quiere proteger a los pasajeros, miembros de los servicios Uber y Lift indicaron que las medidas van en perjuicio de su trabajo.

Durante la audiencia más de 60 personas representantes de varios sectores de la industria de taxis testificaron en la sesión, que se prolongó durante una buena parte del día, en la que hubo testimonios tanto de respaldo como de detractores de la medida.

Representantes de la compañía Uber, argumentaron que la regulación que se quiere imponer al solicitar la aprobación de la TLC, para las actualizaciones importantes de su software, viola la Ley Federal de Telecomunicaciones.

“Para las industrias como las aplicaciones móviles emergentes, la Ley de Telecomunicaciones establece una clara política de desregulación para alentar a las empresas a ofrecer nuevos productos con el fin de promover la competencia”, declaró Michael Allegretti, miembro de Uber. .

El concejal Ydanis Rodríguez, que presidente el Comité de Transporte y uno de los que testificó en la audiencia -luego de recordar que como conductor de un taxi por espacio de dos años recién llegó al país- dijo que: “aunque la industria es de rápido cambio, debemos asegurarnos de que el mercado sea igual para que cada empresa pueda aumentar su tecnología para competir”.

Igualmente Diana Dellamere, directiva de Lyft declaró “Si el TLC sigue preocupada por el impacto de los nuevos métodos de comunicación de despacho de las normas existentes, tenemos una solución: Añadir una disposición a las reglas para la licencia a las bases existentes que hacen, explícitamente, cada base responsable de asegurar que cualquier medio de comunicación sea seguro y confiable”.

Entre los asistentes a la vista se encontraba Víctor Salazar, conductor de un taxi amarillo desde hace más de 20 años, que calificó la propuesta de las nuevas regulaciones como “un paso positivo”. “La industria de taxis en Nueva York tiene mucho dinero y no es justo que una compañía como Uber o Lifty, pretendan estar fuera de las regulaciones que rigen al resto. Sería una competencia desleal”.

Entre tanto Avik Kabessa, que preside la Mesa Redonda de Servicio Livery, aunque dijo que aplaude al TLC por finalmente llevar las aplicaciones sin licencia a ser reguladas, objetó el que esto imponga una carga financiera adicional a las bases de taxis.

“La propuesta obligaría a  nuestros miembros a contratar representación legal para garantizar el cumplimiento de la norma y pagar $ 1.000 a la ciudad por la capacidad de utilizar aplicaciones para los clientes para reservar las carreras”, alegó.

Así mismo Juan Quelal, miembro de la Asociación de Taxis Verdes de Nueva York,  dijo que “no estamos de acuerdo con las propuestas de TLC porque sabemos que esta agencia nunca ha estado a favor de los conductores de taxis, históricamente siempre  ha aprobado leyes que van en contra de nosotros”.

Entre tanto la Junta Metropolitana de Taxis Comerciales emitió un comunicado en el que aplaudió la medida de la TLC y criticó duramente a la compañía Uber, de la que dijo que está tratando a toda costa de “no rendir cuentas”, “Las regulaciones son para proteger seguros a los pasajeros, proteger sus derechos como consumidores y mantener a la industria como partícipes responsables de sus acciones”.

Previo al inicio de la audiencia en las oficinas del TLC, en el bajo Manhattan, cuarenta conductores de Uber -vistiendo camisetas negras- manifestaron para protestar contra las medidas.

Natanael Matos, conductor de Uber desde enero del año pasado, fue uno de los que participaron en la protesta. “Son cambios que nos afectan directamente a nosotros, como por ejemplo que nos quieren obligar a que sin importar el tránsito que haya, si hemos sido llamados para recoger a un cliente, tenemos que ir sin importar si estamos tarde o no”.

Matos que trabaja en Manhattan, indicó que “nuestro sistema se basa por las calificaciones que nos dan los clientes y si estos son malos porque uno sencillamente no puede cumplir, esto nos afecta a todos”.


La decisión de aplicar la nueva normativa será anunciada por la TLC en próximas semanas.