COLUMNA COMBATE: Vayan despacio con Verdejo

Hay mucha prisa en disparar a la estratósfera al “Diamante” Verdejo poniéndole sobre sus hombros el peso de la responsabilidad de ser el buque insignia del gran boxeo boricua
Sigue a El Diario NY en Facebook
COLUMNA COMBATE: Vayan despacio con Verdejo
Félix Verdejo peleará en el Madison Square Garden. Foto: Getty Images

Fin de una semana por la magia, la música, el encanto y el colorido de los boricuas de Nueva York. Una semana que parece destinada a poner a Félix Verdejo en la vitrina más grande del mundo y a riesgo de que alguien, muy de prisa, pase y le ponga la etiqueta de ‘Nace una Estrella’.

Por eso pelea hoy en el Madison Square Garden en el día previo al desfile puertorriqueno, como en otra época lo hicieron Tito Trinidad y Miguel Cotto.

VIDEO: Mayweather regala más de 35 mil dólares en stripper club

Hay mucha prisa en disparar a la estratósfera al “Diamante” Verdejo poniéndole sobre sus hombros el peso de la responsabilidad de ser el buque insignia del gran boxeo boricua.

Ocurre que cuando miras pelear a Verdejo, y aplaudes su enorme calidad, surge la tentación de llenarlo de adjetivos, pero cuando hablas con él te percatas de que a sus 22 anos, Félix Verdejo no sólo es muy joven sino que está muy joven.

Vamos despacio.

Un jovencito con 17 peleas, por más calidad que tenga, aún no lleva los herrajes necesarios para calzar las botas de Trinidad, Camacho o Cotto.

TE RECOMENDAMOS

‘El Perro’ aseguró que está vivo y está bien

Guerrero vuelve a la senda del triunfo

Victoria convincente de Cotto sobre Geale

Vamos despacio para que no pase lo de “Canelo” Álvarez a quien un grupo de periodistas de alquiler, en México, lo pusieron como el sucesor de Julio César Chávez y empezaron a reclamarle cosas para las que no estaba listo. Luego y cuando se quedó corto para dar el salto de calidad lo llenaron de insultos y de mugre en medios y redes sociales.

Disfrutemos hoy en el Garden la calidad de Verdejo ante Iván Najera, pero no perdamos de vista que la progresión de un atleta sube por las escaleras y la presión mediática sube por el elevador. Y tiene sus costos.

Luego la seguimos.