Maestros huelguistas regresan a clases en Oaxaca

Luego recibir su sueldo y haber pasado dos semanas de paro en la Ciudad de México
Maestros huelguistas regresan a clases en Oaxaca
Marcha magisterial.

México.- Una mayoría de los maestros del estado mexicano de Oaxaca en huelga desde el 1 de junio regresó este miércoles a clases, tal y como habían pactado con las autoridades y después de recibir el pago de su salario, que se había retrasado.

“En este momento un 80% de los maestros han regresado a clase”, dijo el director General del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, Moisés Robles a Imagen Radio.

Robles detalló que el regreso a las aulas de los miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Oaxaca era “supervisado” en su mayor parte por los padres de familia, pues este estado del sur de México no puede “técnicamente” inspeccionar sus 13,000 centros escolares.

Consideró que, de haberse alargado el paro, “hubiera sido difícil cerrar el ciclo escolar” a mediados de julio próximo.

Lea también: México elimina requisito de certificación de documentos a escolares migrantes

El regreso a las aulas se está lleva a cabo este miércoles sin incidentes tras 12 días hábiles de suspensión de actividades para exigir la derogación de la reforma educativa, entre otras demandas.

Maestros disidentes marchan por la Ciudad de México.
Maestros disidentes marchan por la Ciudad de México.

A nivel nacional, los maestros de la CNTE buscan presionar al Gobierno para que responda a su pliego petitorio de once puntos, entre ellos la mejora de sus condiciones laborales o la presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos.

El viernes pasado, la CNTE acordó regresar a clases hoy para concluir el actual ciclo escolar, aunque dijeron que seguirían con las movilizaciones.

El portavoz de la CNTE en Oaxaca, Benito Vázquez, señaló que el regreso a clases respondía a un “compromiso con los padres para terminar el ciclo escolar” y no a una muestra de buena voluntad para reiniciar el diálogo con el Gobierno en torno a sus demandas.

A su vez, el subsecretario mexicano de Gobernación, Luis Enrique Miranda, condicionó la pasada semana el regreso a la mesa de diálogo a que “todo el contingente (de maestros) esté en sus escuelas trabajando”.

Lea también:

En estos últimos días, el anuncio de la vuelta a las aulas estuvo marcada por el retraso al pago de la nómina quincenal de los maestros de esta región, que hoy cobraron.

Mientras la Secretaría de Educación Pública (SEP) dijo que se debía a un retraso en el pago de los recursos, los profesores denunciaron que era una “retención” del salario condicionada a retomar las clases.

Por otra parte, en el sureño estado de Chiapas, el paro continúa tal y como se estableció en esta región desde el 1 de junio, después de una asamblea estatal en la que los profesores acordaron continuar con la huelga.

Una parte de los docentes del sindicato se desplazó a la Ciudad de México -donde un contingente proveniente de distintos puntos sigue acampado en el centro-, otros se turnan para dar clases y algunos siguen con su plantón en la capital del estado, Tuxtla Gutiérrez.

CNTE Mexico

En Guerrero (sur de México), el paro se dio solo el 1 de junio, y a la fecha permanecen acampadas en la capital, Chilpancingo, algunas comisiones del sindicato del magisterio.

Por ello, se da clases con normalidad en la mayoría de centros educativos, aunque algunos han modificado sus horarios.

El magisterio de Michoacán acordó mantener el paro de labores, lo que afectará a 400.000 estudiantes de educación básica de la entidad.

El conflicto entre los maestros y la autoridad parece bajar su nivel de intensidad, que alcanzó sus cotas máximas previo a las elecciones del 7 de junio, que el sindicato intentó boicotear, pero las posiciones de ambos siguen prácticamente inamovibles.

El líder de la CNTE Rubén Núñez reiteró el martes que los maestros seguirán con “movilizaciones” a nivel nacional a fin de que se atienda sus peticiones, incluida la eliminación de la evaluación docente que debe arrancar el próximo 20 de junio.

Este examen docente fue suspendido a fines de mayo, pero reactivado tras los comicios por el Gobierno, que atribuyó la cancelación a factores “técnicos”, como falta de computadoras, y electorales.

El secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, sostuvo que se examinará a los maestros “llueva o truene” y aseguró que hay más de 500.000 profesores listos para realizar la prueba.