NYC pagará fianzas de miles de acusados por delitos menores

El plan de la alcaldía dispone $17.8 millones para esos fines

NUEVA YORK –  La alcaldía anunció que pagará las fianzas de miles de neoyorquinos acusados de delitos menores o no violentos en un esfuerzo para evitar que terminen por periodos largos en la correccional de Rikers.

El programa es distinto al Fondo de Fianzas, propuesto por la presidenta del Concejo Municipal Melissa Mark-Viverito, que usará $1.4 millones de la ciudad por año para ayudar a los que reciban multas de $2,000 o menos.

El plan de la alcaldía de $17.8 millones permitirá al sistema judicial monitorear a la gente acusada de ciertos crímenes mientras esperan el juicio.

La supervisión incluye presentaciones reguladas y recordatorios a través de mensajes de texto para asegurar que 3,000 de los posibles beneficiarios acudan  en las cortes.

La reforma fue motivada después de la muerte de varios reclusos en la referida prisión, que cumplen confinamiento bajo cargos menores y que fueron incapaces de pagar el dinero de las fianzas.

“Miles de personas que esperan juicio serán liberadas y puestas bajo el tutelaje de programas comunitarios supervisados”, precisa el comunicado de la oficina de prensa de la alcaldía.

$13.8 millones saldrán del programa de decomiso de bienes de la fiscalía de Manhattan y $4 millones de la ciudad.

“Algunas personas son detenidas basado en sus cuentas bancarias, no por el riesgo que representen”, explicó el alcalde Bill de Blasio antes de lanzar el programa que será piloto en Queens y Manhattan, donde se manejan 1,100 casos de defendidos antes del juicio. Luego la iniciativa se expandirá a otros condados hasta alcanzar los 3,000 casos.

La alcaldía presentará esta misma semana la lista de requisitos para las organizaciones sin fines de lucro que busquen administrar los programas de supervisión en cada condado.

La gota que llenó la copa para motivar el cambio fue la muerte en junio de Kalief Browder, quien se suicidó a los 22 años después de no superar los tres que estuvo recluido en Rikers como menor. Los cargos por robo fueron posteriormente desechados. Su familia no pudo pagar los $3,000 de fianza.

JoAnne Page, president y CEO de Fortune Society felicitó la iniciativa del alcalde Bill de Blasio de reducir el tiempo innecesario en prisión de las personas en espera de juicio.

“Cuando las personas se mantienen en prisión preventiva porque no pueden pagar una fianza, están siendo castigados por ser pobres y están bajo una enorme presión para declararse culpables incluso en casos que ellos pueden disputar en corte. Se les crea un récord criminal que les perjudicará por el resto de sus vidas.

Fortune Society es una entidad que durante casi cincuenta años, ha desarrollado modelos de programas para ayudar a ex prisioneros a que se reintegren exitosamente en sus comunidades. La organización ofrece ayuda para personas con problemas de abusos de sustancias, tratamientos de salud mental, asistencia para casos de VIH/SIDA, entrenamiento en carreras prácticas, búsqueda de empleo, educación y vivienda.

Parecidos, pero no idénticos

La oficina de prensa del Concejo indicó que las dos reformas era separadas, “pero funcionarían en tándem hacia el mismo objetivo de reducir el encarcelamiento innecesario de los acusados de delitos menores”.

El programa de supervisión de la alcaldía revisará la elegibilidad de cada infractor antes de que se encuentre con su abogado o vea a un juez. Y se basará más en la supervisión que en establecer una multa. En el caso de que un juez disponga esa penalidad, el fondo de fianzas de la ciudad realizará una evaluación para determinar la elegibilidad.

El Fondo de Fianzas solo se enfoca en los acusados de delitos menores, mientras que el programa de la ciudad también incluye a los acusados de delitos no violentos.