EEUU da ultimátum para que ciertos “DACAmentados” devuelvan permisos de trabajo otorgados “por error”

Agentes federales comenzarán el jueves visitas a domicilio en Chicago, Los Angeles, Dallas y Houston    

Washington.- El gobierno de EEUU ha dado plazo hasta este viernes para que alrededor de 800 jóvenes indocumentados amparados al “DACA” devuelvan, mediante visas caseras si es necesario, los permisos de trabajo por tres años que recibieron “por error” después de que un tribunal federal frenó temporalmente los alivios migratorios.

A partir de mañana jueves, agentes de inmigración visitarán los domicilios de quienes han desoído las cartas de la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) para que regresen los permisos de trabajo de tres años que la agencia les envió por error después del 16 de febrero pasado, cuando el juez federal Andrew Hanen suspendió la puesta en marcha de los alivios migratorios.

USCIS explicó a este diario que está utilizando “todos los medios posibles” para hablar con los afectados, y aseguró que el propósito de las visitas es recuperar los permisos de trabajo anulados a raíz del fallo de Hanen, y reemplazarlos por unos de dos años de vigencia.

“Los funcionarios no requerirán ninguna otra información ni interrogarán a nadie más en el domicilio. Los individuos que recibieron estos permisos de tres años no están siendo penalizados por solicitar DACA; simplemente se les dará las tarjetas de dos años”, explicó USCIS.

Se calcula que unos 100,000 jóvenes indocumentados recibieron permisos de trabajo de tres años, bajo las guías del programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, antes del pasado 16 de febrero.

La medida de anulación y retirada de los permisos de tres años, que obedece a órdenes del juez Hanen, sólo afecta a unos 2,000 beneficiarios del DACA de 2012, según USCIS.

De este total, para el pasado 9 de julio, unos 1,200 ya habían regresado los permisos de trabajo, según indicó el Departamento de Justicia al juez Hanen.

No son redadas

Durante una conferencia telefónica, activistas pro-inmigrantes señalaron que, si bien el anuncio ha causado “miedo y confusión”, los afectados deben mantener la calma porque “no se trata de redadas” ni de un esfuerzo de deportación.

Marielena Hincapié, directora del Centro Nacional de Leyes de Inmigración (NILC), enfatizó que DACA de 2012 sigue vigente, a la vez que advirtió de que quienes no devuelvan los permisos corren el riesgo de perder la protección y beneficios de DACA.

Pero tanto Oscar Chacón, directora de la Alianza Nacional de Países Latinoamericanos y Caribeños, como Cristina Jiménez, directora de United We Dream, criticaron las “visitas caseras” y la posibilidad de que por un error inicial de USCIS, algunos inmigrantes pierdan sus permisos de trabajo, en particular si se han cambiado de dirección.

Los activistas, que recibieron información directamente de USCIS, precisaron que los agentes realizarán visitas a domicilio a partir de este jueves en ciudades con alta concentración de beneficiarios del DACA, comenzando en Chicago (Illinois), Los Angeles (California), y Dallas y Houston (Texas).

No se descartan visitas caseras en otras ciudades, pero los agentes contactarán a los afectados por teléfono previo a la visita.

Una vez que devuelvan los permisos anulados, los afectados obtendrán un recibo de USCIS que certifica que están amparados al DACA y que recibirán pronto los permisos de dos años.

Hanen ha dado plazo hasta el próximo 31 de julio para que la Administración Obama rinda cuentas sobre la retirada de los permisos de trabajo de tres años.

Las personas que deseen información sobre cómo devolver los permisos de trabajo y recibir los validos por dos años, deben contactar a línea telefónica gratuita de USCIS al 1-800-375-5283, y seleccionar la opción 8.