Protégete de las 3 grandes estafas del verano

Algunos "vivos" aprovechan la temporada para ofrecerte servicios que no necesitas o engañarte sobre sus beneficios
Protégete de las 3 grandes estafas del verano
Estas son las estafas más comunes durante el verano.
Foto: Consumer Reports

Cuando la temperatura aumenta, también se incrementan las estafas dirigidas a los dueños de casas y vacacionistas que buscan rebajas. Aquí te decimos cómo detectar las ofertas engañosas.

Estafas de renta de propiedades para vacacionar

Rentar la casa, el condominio o departamento de alguien más o intercambiar tu casa con la suya es una alternativa atractiva a quedarte en hoteles y moteles. Pero también es atractivo para los estafadores, quienes podrían pedir un pago por adelantado por una propiedad imaginaria.

A menudo, estos anuncios falsos se pueden encontrar en páginas de anuncios como Craigslist, de acuerdo con el fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman. O podrías, sin saberlo, rentar una propiedad hipotecada justo a tiempo para que el banco te corra. A veces la estafa viene de un arrendatario que aumenta el precio o no entrega lo que se prometió. O la propiedad podría estar en un área en donde las rentas a corto plazo están prohibidas.

trampa casa

En la ciudad de Nueva York, por ejemplo, es ilegal tener a huéspedes que paguen por menos de 30 días en una propiedad residencial en una vivienda residencial de múltiples unidades a menos que la propiedad sea un hotel, posada o algún otro negocio similar con licencia. Pero no es ilegal rentar una habitación si ocupas la propiedad al mismo tiempo y todo el espacio están disponible a los inquilinos, de acuerdo con Nolo, la editorial de la guía legal.

Cómo protegerte:

  • Utiliza un sitio web de anuncios con buena reputación. Prueba FlipKey, que verifica a los dueños de la propiedad, o HomeAway y VRBO, que proveen una garantía de renta de $10,000 (cuyo costo inicia en $39) que te protege contra fraudes en Internet. Si utilizas Airbnb, busca a personas que tengan la insignia de Verified ID (identificación verificada). Indica que están ligados a otro perfil en línea, han proporcionado un número telefónico y una dirección de correo electrónico y han subido una fotografía de una identificación gubernamental al sitio. Sáltate las propiedades que no tengan comentarios.
  • Asegúrate de que sea real. Busca en línea el nombre del lugar en donde vas a rentar y los términos “derechos de inquilinos” y “rentas a corto plazo”.
  • Búscalo y revísalo. Usa Google Earth, Google Maps Street View y Zillow para asegurarte de que la propiedad se parezca a las de las imágenes en el anuncio. Obtén el acuerdo de renta por escrito y lee los términos. Si no entiendes algo, pide al propietario que te envíe un correo electrónico con una explicación.
  • Paga con tarjeta de crédito o por PayPal. Llama al arrendador antes de enviar el pago y nunca pagues con un cheque de caja, Liberty Reserve, MoneyGramm, Western Union o una transferencia.

Estafas de mejoras para el hogar

Ahora que el verano está en su mejor momento, tus pensamientos, naturalmente, se vuelcan a todos los proyectos alrededor de la casa que necesitan ser terminados. Y antes de que te des cuenta, un amable contratista tocará a tu puerta. Bueno, esta persona podría ser un estafador de mejoras para el hogar.

asalto casa

Algunos estafadores llegarán caminando directamente a tu casa y te ofrecerán reparar tu techo, repavimentar tu entrada o hacer cualquier trabajo por un precio que parece justo. Podrían decirte que te pueden ofrecer una gran oferta porque están trabajando cerca y tienen material de sobra. A menudo piden un adelanto en efectivo pero después hacen un trabajo deficiente o ni siquiera empiezan a trabajar. Puede ser difícil atrapar y perseguir a los estafadores.

Cómo protegerte:

  • Pide recomendaciones. Evita a los contratistas que te contacten sin que lo solicites. Obtén recomendaciones de amigos, vecinos o familiares.
  • Revisa su historial. Antes de contratar a alguien, revisa su historial laboral con tu agencia estatal de protección a los consumidores (ve a usa.gov/directory/stateconsumer para obtener una lista) y con la oficina de protección Better Business Bureau. Busca en línea usando el nombre del individuo o de su compañía y palabras como “comentarios” y “quejas”.
  • Revisa sus credenciales. Verifica con tu estado que el contratista tenga las licencias o los registros requeridos.
    Conoce tus derechos. Algunos estados te dan alrededor de 3 días para anular contratos de mejoras en el hogar. Bajo la ley federal, tienes 3 días para cancelar la mayoría de los contratos que firmes en tu casa o fuera del lugar habitual de trabajo de un contratistas.
  • No confíes en promesas habladas. Exige un contrato por escrito. Consigue todas las garantías por escrito también.

Estafas de alarmas contra robos

Durante el verano, las compañías de seguridad de casas y de alarmas contratan a agentes de ventas que van de puerta en puerta haciendo visitas no solicitadas, dice la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés). En algunos casos, los vendedores usan técnicas de venta engañosas o de presión para lograr que los clientes potenciales compren sistemas o equipo caro y a veces por debajo de los estándares y cosas que no necesitan.

Los agentes de ventas sin escrúpulos podrían decir que su oferta es por tiempo limitado únicamente. O, advierte la FTC, podrían intentar que firmes un contrato diciéndote que el equipo es gratuito. Lo más probable es que venga en letra pequeña. Por ejemplo, para obtener tu alarma “gratuita”, podrías tener que firmar un contrato de monitoreo de sistemas a largo plazo y que además es caro.

alarma casa

Los vendedores podrían presionarte para entrar a tu casa y rehusarse a irse. Y podrían utilizar técnicas para asustarte. Por ejemplo, podrían hablar de una serie de supuestos robos en tu vecindario. Algunos agentes que van de puerta en puerta se enfocan en dueños de casas que tienen letreros en sus propiedades indicando tener sistemas de seguridad con otras compañías. Los agentes de ventas podrían decir o implicar que son de tu compañía de seguridad y decir que están ahí para mejorar o reemplazar tu sistema de seguridad actual.

Cómo protegerte:

  • Obtén referencias. No te sientas presionado a firmar un contrato. En lugar de esto, pide referencias y llama al menos a dos o tres negocios. Averigua si el equipo fue instalado dentro del tiempo prometido. ¿Hubo algún problema que se haya resuelto de forma satisfactoria? Si hubo alguna intrusión, ¿se contactó a la policía oportunamente?
  • Revisa su historial. Si te dicen que alguien llegó por parte de tu compañía de alarmas, llama a la compañía para verificar esta información. Si estás considerando instalar un sistema nuevo, contacta a tu Procurador General del Estado, a tu agencia local de protección a los consumidores y al Better Business Bureau para revisar si esta compañía tiene quejas en su historial.
  • Solicita presupuestos estimados por escrito a varias compañías. Una compañía de buena reputación no intentará venderte nada sin antes completar una revisión profesional de tus necesidades y la distribución de tu casa.

Un paso adelante de los estafadores: Mantente al tanto de las estafas más recientes en el sitio de la Comisión Federal de comercio en consumer.ftc.gov/scam-alerts