Silleteros tapizan a Nueva York con su arte

El Festival de las Flores llegó para quedarse como expresión de la rica y diversa cultura colombiana
Silleteros tapizan a Nueva York con su arte
Orlando Grajales junto a uno de los arreglos florales, donde plasmó al Premio Nobel de Literatura colombiano Gabriel García Márquez.

Orlando Grajales recorre el mundo con su arte a cuestas.

Nacido en Santa Elena, dentro de la jurisdicción de Medellín “donde se cultivan las más lindas flores de Colombia”, Grajales es uno de los herederos más representativos de la tradición silletera, donde artesanos elaboran enormes arreglos florales que cargan sobre sus espaldas y cuya tradición se remonta a la época de la esclavitud.

El desfile de los silleteros es el eje principal de la Feria de las Flores, que se realiza anualmente en la capital antioqueña y que fue declarada Patrimonio Inmaterial de la Nación por el Ministerio de Cultura colombiano.

En su periplo, “llevando con las flores este mensaje tan lindo de Colombia para el mundo”, Grajales ha visitado países como Japón y España y ciudades como Londres, Boston, Miami, entre otras.

Este año, su peregrinar lo trajo nuevamente a Nueva York para participar por cuarta vez en el Festival de las Flores, y seguir poniendo en alto la colombianidad en el extranjero.
De la misma manera delicada como desgrana las flores que después usará en sus elaborados arreglos, este antioqueño de pura cepa recuerda que se inició en la tradición silletera a muy corta edad.

“Fue desde los 9 a 10 años”, rememora Grajales, haciendo una pausa a su quehacer artesanal en los predios del Jardín Botánico de Queens, donde se preparaban las silletas que desfilaron en el festival. “Pero sólo comencé a participar en los desfiles cuando falleció mi padre, quien lo hacia por tradición. Ahora ya llevo 32 años desfilando”.

De su labor artesanal explica que hay diferentes formas y clases de trabajar las flores.

“Hay silletas que se pueden llevar una semana [de trabajo], dependiendo del tamaño y lo dificultoso del dibujo”, puntualiza. “Hay otras que se hacen en tres días teniendo en cuenta cuál es la figura que uno va a hacer”.

Sonriente, confiesa que duró ocho días en el arreglo más complicado que ha confeccionado.

“Fue el escudo de mi patria. Bien hecho. Es un trabajo muy encomiable y algo que se lleva en el alma, porque esa silleta la hice para un Carnaval de Barranquilla y me gané un premio”, afirma orgulloso. Ese premio, un Conguito de Oro como mejor silletero, le abrió puertas. “Es un hermoso recuerdo”.

Testamento a su labor artesanal es una silleta de unos seis pies de diámetro en la que, con flores de distintos colores, plasmó el rostro del Premio Nobel colombiano Gabriel García Márquez, que adorna el espacio donde trabaja junto a otras personas. Otro arreglo muestra el sombrero y el típico carriel que portan los arrieros antioqueños.

Grajales sabe que su legado no morirá con él. La tradición familiar, que ya lleva tres generaciones, tiene sucesores. Sus hijos ya han hechos sus pininos en el desfile en la ciudad de Medellín. “Pero todavía no han salido a ninguna parte de mundo”, señala.

Mientras llega el momento de pasar la posta, Grajales seguirá levantando fuera del país el estandarte de este arte tejido con flores.

Veinte silleteros participaron este año en el Festival de las Flores. /CORTESIA: LUIS E. ACOSTA
Veinte silleteros participaron este año en el Festival de las Flores. /CORTESIA: LUIS E. ACOSTA

El Festival de las Flores

En 2010, Luis Eduardo Acosta crea el Festival de las Flores, con el propósito de difundir la cultura colombiana en Nueva York.

“Los silleteros son parte de esa cultura y una expresión muy bonita”, dice Acosta. “Es arte plasmado con las flores”.

Acosta recalca que el festival se fundó para fomentar las artes, la cultura colombiana. “Mostrar la cara bonita de Colombia”.

Este año el festival floreció en la Northern Boulevard con la participación de 20 silleteros.

Acosta tiene grandes expectativas sobre el futuro del Festival de las Flores. “Estamos a un paso de convertirnos en el festival cultural más grande y apreciado en Nueva York y eso lo lograremos el año venidero”, señala. “Seguiremos creciendo a medida que avance el tiempo para bien de toda nuestra comunidad”.

Para Jairo Hoyos, quien hace parte del grupo de organizadores del festival en la Gran Manzana, esta es una oportunidad de mostrar que Colombia tiene muchas cosas lindas.

“Tapizamos la ciudad de Nueva York  de flores colombianas, mostrando la belleza y la cara hermosa que tiene nuestro país”.

Tierra de flores

Según la Asociación Colombiana de Exportadores de Flores (Asocolflores), en su página web, Colombia es el segundo exportador mundial de flores, con Estados Unidos como su principal comprador. En 2013 se exportaron más de 200 mil toneladas de flores, que generaron divisas por más de $1,300 millones de dólares al país.

 

La tradición silletera es "arte plasmado con las flores", según Luis E. Acosta, fundador del Festival de las Flores en Nueva York.
La tradición silletera es “arte plasmado con las flores”, según Luis E. Acosta, fundador del Festival de las Flores en Nueva York.

 Historia

El origen de la tradición de las silletas se remonta al siglo XIX, cuando los campesinos utilizaban unos armazones de madera en forma de silla que cargaban en sus espaldas para transportar a los enfermos y a los ancianos.

Los cultivadores y floricultores de la localidad de Santa Elena, en el departamento de Antioquia (noroeste), fueron los primeros en emplear este medio para llevar hasta Medellín las flores y venderlas.

“Desde la época de la esclavitud hemos bajado de la montaña cargando la silleta y generando que con los años naciera la cultura de los silleteros, ingrediente principal de la Feria de las Flores”, comentó el presidente de la Corporación de Silleteros de Santa Elena, Óscar Atehortúa. (EFE)

 

 Dos silleteros posan  junto a una tradicional silleta durante el lanzamiento de la Feria de las Flores que se llevará a cabo del 31 de julio al 9 de agosto en Medellín, Colombia. /EFE
Dos silleteros posan junto a una tradicional silleta durante el lanzamiento de la Feria de las Flores que se llevará a cabo del 31 de julio al 9 de agosto en Medellín, Colombia. /EFE

Alrededor de la web