El billete de $10 y el genio boricua

Jorge Viera dedica su columna a Lin-Manuel Miranda y su nuevo éxito en Broadway: Hamilton.
El billete de $10 y el genio boricua
Lin-Manuel Miranda (dcha.) junto a Jorge Viera en la casa que fue de Hamilton.

En la mismísima casa donde un día vivió uno de los fundadores de este país, Alexander Hamilton, tuve la oportunidad de entrevistar a quienes muchos consideran uno de los genios de Broadway: Lin-Manuel Miranda.

Este boricua es flaquito y súper inquieto, una inquietud propia de los que ven el mundo de una forma como los normales no la vemos.

Ante todo dice que es escritor, que cuando decidió entrar a Broadway prefirió crear su propio papel y su propia obra. Su puerta al estrellato fue “In the Heights”, un musical que habla de las vivencias en ese sector del Alto Manhattan de Nueva York, donde mayoritariamente viven latinos. Después de tres años en escena, el proyecto pasó a mejor vida, pero a Lin-Manuel la fortuna le volvió a tocar otra vez.

Me cuenta que se iba de vacaciones y pasó por una librería, y por pura casualidad escogió el libro sobre la vida de Alexander Hamilton, quien entre otras cosas fue el primer secretario del Tesoro de los Estados Unidos y antes también secretario personal de George Washington cuando éste era general, antes de convertirse en el primer presidente. Hamilton fue uno de los padres fundadores de este país. Murió el 12 de julio de 1804 por heridas recibidas en un duelo con el vicepresidente Aaron Burr en Weehawken, Nueva Jersey. Así eran las peleas de honor de aquella época.

Entre risas Lin-Manuel me dice que fue precisamente ese final lo que más le llamó la atención, porque por lo menos su adaptación iba a ser interesante. Le tomó varios años desde que agarró ese libro y lo convirtió en “Hamilton”, un musical cantado en hip-hop sobre la vida este padre de la patria. Cuando le preguntó por qué en hip-hop, me explica que Hamilton era un inmigrante y el hip-hop es de inmigrantes. Y para dejarme más fascinado, me cuenta que el otro propósito era tratar de unir la América de ayer con la América de hoy.

Hacía tiempo que no me topaba con un personaje de este tipo, que sea humilde y brillante a la vez. Lo que más me fascinó de él es que zapateó la calle antes de conquistar Broadway; es que a medida que iba terminado una parte, la presentaba a amigos y familiares, o hasta en lugares públicos, para estudiar la reacción de la gente. Inclusive cuando presentó una parte en la Casa Blanca, el presidente Obama se rindió a sus pies.

Este musical ha llamado la atención a nivel nacional, todos los medios han hablado de él y fue página principal en “The New York Times”.

La gran Rita Moreno, ganadora de un Oscar, un Tony, un Grammy y un Emmy, entre risas me comentó que Lin-Manuel se convertirá en el próximo Rita Moreno, “pero con pantalones”… jajaja.

Su obra sólo llevas pocos días en escena y ya ha vendido más de $27 millones de dólares en boletos.

Por si no lo sabía, la cara de Hamilton es la que se encuentra en el billete de $10 dólares. Así que la próxima vez que lo vea, quizás se acuerde de que un genio boricua se atrevió a llevar la historia de este patriota, contada en hip-hop, al escenario teatral más importante del mundo: Broadway.