La Ciudad perdería $500 millones por menos venta de medallones

La empresa Uber y otras compañías de nueva generación podrían ser responsables del golpe financiero
La Ciudad perdería $500 millones por menos venta de medallones
De los casos de violaciones por desconocidos, 10 son cometidos por taxistas.

Nueva York— Los números no cuadran para la Ciudad. Según un análisis de documentos oficiales, en los próximos cuatro años se podría perder hasta $500 millones por la disminución en la venta de medallones para taxis, y la responsable podría ser Uber.

La alcaldía echó por tierra su plan de limitar el crecimiento de la compañía de taxi que, por su lado, accedió a participar en un estudio acerca del impacto de sus autos en el tránsito de la ciudad y el medio ambiente.

Pero según reporta el sitio web de noticas DNAinfo, mientras el alcalde Bill de Blasio y Uber alcanzaron un acuerdo, la Ciudad no encuentra la manera de frenar la pérdida de millones de sus arcas.

El crecimiento de Uber y de otras compañías de transporte de nueva generación devaluaron los medallones de taxi amarillo, y como resultado, se espera un golpe fiscal de $500 millones en los próximos cuatros años.

En febrero, el Ayuntamiento divulgó cifras de que apuntaban a que sus arcas se adjudicarían $1.266 mil millones por la subasta de 650 nuevos medallones de taxis entre los años fiscales 2015 y 2019.

Pero tres meses más tarde, una revisión minuciosa del presupuesto fiscal para el año 2016 reveló que la Ciudad sólo conseguiría $731 millones por la subasta. El contralor Scott Stringer destacó la gran pérdida de los ingresos en un informe del presupuesto que dio a conoce en junio.

El reporte de Stringer pone en relieve que la ciudad canceló las subastas de medallones para el año fiscal 2016 para permitir que a Comisión de Taxis y Limosinas (TLC) la actualización de normas y el análisis de la tendencia en la industria del taxi.

De acuerdo con DNAinfo, las proyecciones de ingresos cayendo en picada reflejan cómo los servicios de taxis como Uber y Lyft han socavado el negocio del taxi amarillo en un tiempo relativamente corto.

Hace aproximadamente dos años, cuando Uber todavía estaba en sus inicios, la TLC recaudó $359 millones dólares de la venta de 350 nuevos medallones de taxi. Para entonces, cada uno se vendió por más de $ 1 millón.

Desde entonces las filas de Uber han aumentado a aproximadamente a 26.000 vehículos, de los cuales 6.000 están en las calles de la ciudad en todo momento. La empresa dice que 25,000 neoyorquinos toman su primer paseo en sus autos cada semana.

La ciudad también ha permitido a los taxis verdes el transporte de pasajeros en los cincos condados y en el norte de Manhattan. Los choferes de la industria del taxi amarillo dicen que no sólo ha maguado el valor de sus medallones, también ha disminuido drásticamente en número de pasajeros que solicitan sus servicios.

Hoy, Concejo Municipal votaría por una medida que habría limitado el número de autos Uber en las calles, pero la administración del alcalde Bill de Blasio anoche que la empresa accedió a participar en un estudio de cuatro meses sobre el impacto de sus autos en el tránsito de la ciudad y en el medio ambiente.