Alza en robos en Central Park

En lo que va de 2015 ha habido 17 robos en la joya de la ciudad

NUEVA YORK – El pasado jueves, a las 3 p.m.,  Rubin Pagán le robó a punta de cuchillo $40 dólares un hombre de 55 años a la altura de la calle 109 y la vía East Drive, dentro del Central Park. La Policía logró arrestar a Pagán (29). El día anterior, un ciclista fue asaltado por un trío que le robó $80 y su teléfono. No hubo capturas.

Estos son los dos últimos incidentes en el icónico parque, donde en lo que va del año se han cometido 17 robos, comparados con 9 en el mismo periodo en 2014. Tal incremento del 89% preocupa a algunos visitantes, sobre todo neoyorquinos.

El Diario visitó el cuartel que está encargado exclusivamente de la vigilancia del sector. Está ubicado estratégicamente a la altura de la calle 86 cerca al lago o “Reservoir” que lleva el nombre de Jacqueline Kennedy Onassis, viuda de JFK.

Según las estadísticas del CompStat, el último mes han ocurrido cinco robos con amenaza o armas de por medio y ocho robos sin que haya habido violencia. Un oficial de asuntos comunitarios que habló bajo la condición de anonimato dijo que todos los oficiales conocen el parque como la palma de su mano y “sobre todo cuáles son las áreas donde ocurren algunos incidentes y ahí estamos más vigilantes”.

Según los incidentes, es el norte de parque donde ocurren la mayoría.

El dominicano Eloy Páez (64) camina por el parque con frecuencia. Vive con su hija en la calle 103 con la Tercera avenida y dice que en caso de atravesar el parque se siente más seguro de la calle 90 hacia el sur que en el sector norte. “Pero la verdad no conozco a nadie que le hayan robado en el parque”, precisa.

El psicólogo Paul Schainperg (67) se siente seguro a cualquier hora y en cualquier lugar del recinto, “pero no me aventuro a ir de noche por las mismas razones que no lo haría en un área de bosques o en medio de la oscuridad en ninguna parte”. El residente de Madison y la 86 camina con frecuencia arriba de la calle 100. “No le temo a la gente, sólo la oscuridad”.

Jessica, pintora paisajista, trabaja en el “Reservoir” y conoce de los incidentes en el norte del parque, pero aclara que no sube hasta allá. “Acá por tanto turista y tanta riqueza hacen mucho ruido cuando ocurre algún robo. Pero la Policía hace un buen trabajo y siempre veo patrulleros”.

Incidentes recientes

El 16 de julio, una escritora de 26 años fue asaltada en una banca cerca a la piscina a la altura de la calle 101, pero apenas perdió $1.60 y tarjetas bancarias que pudo cancelar. Fue más el susto y la agresividad del asaltante que la empujó y golpeó. No hubo arrestos.

El 20 de julio,  un hombre de 77 años se salvó de ser asaltado por seis jóvenes a la altura de la calle 102 y el West Drive. No se produjeron arrestos.