La ventaja bilingüe

Los estudiantes de programas duales fortalecen sus habilidades lingüísticas, aprenden sobre nuevas culturas e involucran a los padres de forma distinta
La ventaja bilingüe
Los estudiantes de programas duales fortalecen sus habilidades lingüísticas, aprenden sobre nuevas culturas e involucran a los padres de forma distinta. /ARCHIVO
Foto: Archivo / La Opinión

Crecí hablando español con mis padres, quienes dejaron su España natal durante la Guerra Civil y se establecieron en Brooklyn. Yo no sabía nada de inglés cuando empecé el kínder y la maestra me marcó ausente durante seis semanas porque no entendía la pronunciación de mi apellido. Como muchos de ustedes vencí muchos obstáculos para llegar a ser bilingüe y bicultural, tratando de no perder las tradiciones de mis padres mientras me abría mi propio camino en la vida.

Actualmente, alrededor del 14% de los estudiantes en la ciudad de Nueva York (unos 150,000 niños y niñas) son estudiantes que aprenden inglés (o ELLs por sus siglas en inglés), como yo cuando empecé la escuela. Estoy orgullosa de que este otoño el Departamento de Educación va a inaugurar y expandir programas duales en los cinco condados de la ciudad, ofreciendo a más estudiantes la oportunidad de lograr fluidez en dos idiomas, y a su vez aprender a respetar y apreciar otras culturas.

En las aulas de programas duales, el 50% de los estudiantes son ELLs y el otro 50% son estudiantes con dominio del inglés. Ambos grupos reciben instrucción en inglés y un segundo idioma. Entre estos programas se encuentra el primer programa dual en japonés de la ciudad, así como otros programas que incluyen español, francés, criollo haitiano y mandarín.

El año pasado se estableció la División de Estudiantes que Aprenden Inglés y Apoyo Estudiantil (DELLSS por sus siglas en inglés) para proporcionar una educación de calidad y otros recursos específicos con el fin de preparar a los ELLs para la universidad y carreras profesionales. La vicecanciller Milady Báez, una inmigrante dominicana que como yo no hablaba inglés cuando ingresó a la escuela en Nueva York, dirige el nuevo departamento. La vicecanciller Báez se ha destacado por su trabajo con los estudiantes ELLs y la educación bilingüe durante toda su carrera.

Sueño con una ciudad de Nueva York donde todos los niños hablan y escriben en dos idiomas, conviven con otras culturas y aprenden unos de otros; listos para el éxito en nuestra sociedad global.

Los programas duales ayudan a que los estudiantes y las familias marquen la diferencia. Dominar distintos idiomas y entender otras culturas es una ventaja para los estudiantes, las familias, las escuelas y la ciudad. Son habilidades indispensables para el mercado laboral del siglo XXI.

Usted puede ayudar a que su escuela cuente con un programa dual si muchos padres expresan su interés. Toda escuela que desee implementar un programa dual es bienvenida y continuaremos ofreciendo subvenciones cada año para expandir estos programas.

Estudios académicos demuestran que estos programas contribuyen al progreso académico y que los estudiantes en programas duales se destacan comparado con el resto de estudiantes. Otros estudios muestran que cuando los estudiantes aprenden a leer en su idioma materno, su fluidez con el inglés aumenta. La científica Ellen Bialystok ha realizado investigaciones durante más de 40 años, mostrando cómo ser bilingüe agudiza la mente.

Los estudiantes de programas duales fortalecen sus habilidades lingüísticas, aprenden sobre nuevas culturas e involucran a los padres de forma distinta.

Como una antigua estudiante ELL, educadora durante toda mi vida profesional y abuela, estoy emocionada y segura de que esta iniciativa es un paso adelante que ayudará a más estudiantes en su camino hacia la universidad y carreras profesionales de éxito.

Para obtener más información sobre cómo inscribir a su hijo o hija en programas duales llame al 718-935-3500, acuda a uno de nuestros centros de bienvenida para familias o visite nuestro sitio web: http://on.nyc.gov/1SZrXpH