Se forma Danny, el primer huracán de la temporada en la cuenca atlántica

Se forma Danny, el primer huracán de la temporada en la cuenca atlántica
Danny se transforma en el primer huracán del Atlántico de 2015 Danny se fortaleció en su ruta hacia las Antillas menores y se convirtió en un ciclón de categoría uno, la mínima en la escala de intensidad Saffir-Simpson, de un máximo de cinco, indicó el Centro Nacional de Huracanes (CNH), con sede en Miami (EE.UU.).
Foto: EFE/Archivo

Miami (EE.UU.), 20 ago (EFE).- La tormenta tropical Danny se convirtió hoy en el primer huracán de la temporada en la cuenca atlántica, pero no se espera que aumente de categoría en su camino hacia las Antillas Menores, según los meteorólogos.

Danny, que presenta vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora, encontrará “vientos cortantes superiores” en las próximas 48 horas, por lo que es muy probable que no suba a categoría 2 o 3 en la escala Saffir-Simpson (de 5), dijo a Efe Dennis Feltgen, meteorólogo y portavoz del CNH (Centro Nacional de Huracanes de EE.UU.).

En cuanto a las posibilidades de que Danny toque tierra en la costa este de Estados Unidos, Feltegen precisó que el huracán se encuentra todavía “muy lejos para determinar si así lo hará”.

El ciclón se halla a 1.090 kilómetros al este de las Antillas Menores y se desplaza hacia el oeste-noroeste, con una velocidad de 19 kilómetros por hora.

El cono de proyección indica que Danny podría impactar el sureste de Puerto Rico el próximo miércoles, a su paso por aguas del este del Caribe, pero lo podría hacer ya debilitado o incluso degradado el lunes a tormenta tropical.

El centro de Danny se halla cerca de la latitud 12,5 grados norte y la longitud 44,9 grados oeste, y en las próximas 48 horas, según los meteorólogos del CNH, “se espera que continúe la trayectoria oeste-noroeste sin cambios”.

Un huracán sube a categoría 2 cuando sus vientos máximos sostenidos alcanzan los 154 kilómetros por hora en la escala de intensidad de Saffir Simpson.

Según los expertos, la temporada acaba de entrar en el punto álgido, que sólo pierde intensidad en octubre.

Desde que el pasado 1 de junio arrancara la temporada de huracanes en el Atlántico, tan solo se han formado cuatro tormentas tropicales, Ana, Bill, Claudette y Danny, esta última ahora transformada en el primer huracán de la temporada.

Expertos en ciencias atmosféricas de la Universidad Estatal de Colorado pronosticaron el pasado 6 de agosto que la actual temporada de ciclones estará “bastante por debajo de la media”, con cinco tormentas tropicales y dos huracanes.

Esta baja actividad, explicaron, se debe al desarrollo del fenómeno de El Niño en el Pacífico, que inhibe la formación de tormentas en el Atlántico.

A esto hay que añadir, apuntaron los dos científicos, la “alta presencia de vientos verticales cortantes durante julio en el Caribe”, otro factor inhibidor.

Garry Bell, líder del equipo responsable de la elaboración del pronóstico de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA), destacó que el fenómeno de El Niño está “afectando a los vientos y los patrones de presión atmosférica” que actúan sobre los fenómenos meteorológicos en el Atlántico.

Queda el registro de tres años consecutivos (2012, 2013 y 2014) tranquilos y de poca actividad ciclónica, con solo dos huracanes (ninguno de categoría mayor) y 13 tormentas en la temporada de 2013, lo que la convirtió en la más calmada desde 1994, un cómputo al que es muy probable que haya que sumar el de esta temporada.

Este año, la tormenta tropical Ana se formó el pasado 8 de mayo e inauguró antes de lo habitual la temporada de ciclones en el Atlántico, que concluye el próximo 30 de noviembre.

Como novedad, la NOAA ha incorporado este año un nuevo prototipo gráfico de seguimiento de aviso y vigilancia de desarrollo de marejadas en aguas del Golfo de México y costas del Atlántico estadounidense, donde la “amenaza de inundación supone un riesgo significativo para las vidas humanas”.

Forman parte de las Antillas Menores países como Antigua y Barbuda, Barbados, Dominica, Granada, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, y también numerosas islas que son territorios de Francia, Reino Unido, Holanda, Estados Unidos y Venezuela.

11036310w

Autoridades de islas caribeñas piden cautela ante paso de huracán Danny

San Juan, 20 ago (EFE).- Las autoridades de los territorios del Caribe Oriental pidieron a la población que vigile la trayectoria de Danny, convertido hoy en el primer huracán de la temporada en la cuenca atlántica, el cual puede llegar a esa zona a inicios de la próxima semana.

“Se recomienda a la población que esté pendiente de las emisiones de radio o televisión y de otras fuentes oficiales de información para conocer la trayectoria”, indicó hoy en un comunicado la Agencia de Manejo de Emergencias y Desastres del Caribe.

El organismo informó que aún no se han emitido advertencias costeras, porque, por el momento, el huracán “no representa una amenaza a la población caribeña”.

Según el último informe del Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. (NHC, en inglés), ubicado en Miami, el ciclón se localiza a unos 1.754 kilómetros al este de las Antillas Menores y se desplazaba hacia el oeste-noroeste, con una velocidad de 19,3 kilómetros por hora.

Las autoridades de las islas de Barbados, Santa Lucía, Antigua y Barbuda y las Islas Vírgenes Británicas han pedido a sus residentes que se mantengan en alerta al paso del huracán que es posible que impacte la zona a inicios de la próxima semana.

“Los residentes de Antigua y Barbuda y del resto de las islas de Sotavento y las Islas Vírgenes Británicas deben continuar vigilando el progreso de Danny mientras más se acerca a los territorios”, dijo el Gobierno de Antigua y Barbuda en un comunicado difundido hoy.

El cono de proyección indica que Danny puede llegar al sureste de Puerto Rico el próximo miércoles, a su paso por aguas del este del Caribe, pero e posible que si lo hace, sea debilitado o incluso degradado a tormenta tropical.

El centro de Danny se halla cerca de la latitud 12,5 grados norte y la longitud 44,9 grados oeste, y en las próximas 48 horas, según los meteorólogos del NHC, “se espera que continúe la trayectoria oeste-noroeste sin cambios”.

Desde que el pasado 1 de junio comenzó la temporada de huracanes en el Atlántico tan solo se han formado cuatro tormentas tropicales, Ana, Bill, Claudette y Danny, esta última ahora transformada en el primer huracán de la temporada.