En estado “delicado” estudiante que intentó suicidarse

Esthefany María Báez Pérez, con cinco meses de embarazo, se lanzó al pavimento desde el paso a desnivel de una céntrica avenida de la capital
En estado “delicado” estudiante que intentó suicidarse

Santo Domingo.-La estudiante de periodismo que intentó suicidarse al lanzarse al pavimento desde un paso a desnivel ubicado en una zona céntrica de esta capital se encuentra en “estado delicado”, en la unidad de cuidados intensivos del hospital traumatológico Ney Arias Lora.

El médico David Cuevas, gerente de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital, informó que la adolescente Esthefany María Báez Pérez, de 17 años de edad recibe transfusión de sangre y “será re-intervenida nuevamente cuando sus condiciones hemodinámicas lo permitan”.

Cuevas confió en que la joven muestre mejoría una vez sea intervenida. Indicó que la paciente luego requerirá una tercera cirugía para reconstruir su zona pélvica, afectada por el impacto.

Abrumada por un embarazo de unas 24 semanas, Báez Pérez conversó a través de su móvil con su madre, Fidelia Pérez Vallejo, antes de lanzarse al  vacío en el paso a desnivel de la avenida 27 de Febrero con  Máximo Gómez y 27 de Febrero.

Lee también: Dominicana: Estudiante embarazada habría intentando suicidarse

La tragedia se produjo a la 1:30 de la tarde del miércoles. Un joven estudiante de Medicina de la Universidad Iberoamericana (UNIBE) la socorrió y llamó a las unidades del Sistema Nacional de Emergencias 9 1 1.

Las imágenes de Luis Carlos Jiménez Hernández, quien se detuvo para socorrer a la embarazada, circulan en las redes sociales con mensajes de distintas personas que reconocen su gesto.

Los paramédicos llevaron a la joven hasta la maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, en donde le extrajeron el útero antes de remitirla al Ney Arias Lora a las 6:30 de la noche.

Báez Pérez, residente en Palenque, San Cristóbal (Sur), estudia Comunicación Social en la estatal Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

“Mami, te quiero mucho. Perdóname”, contó la Pérez Vallejo que le dijo su hija poco antes de saltar al vacío.

La señora aseguró entre llanto que la joven no terminó la llamada en el móvil, razón por la que vivió el angustioso sonido de su hija al caer al pavimento, así  los gritos de testigos y el ruido de los vehículos cuyos conductores tuvieron que frenar de repente para evitar impactar a la joven.

“Desde el momento en que llegué al mundo siempre he sido un estorbo, tal vez para mi madre no, pero sí para mi padre”, escribió Báez  Pérez en una carta que suicida que trascendió a los medios de prensa.

Los cirujanos que la atendieron en la maternidad aseguran que la joven llegó al hospital con el útero desprendido.