China anuncia recorte de tropas pero exhíbe arsenal

Unos 12,000 soldados, 500 vehículos y misiles y unas 200 aeronaves marcharon por la enorme avenida de la Paz Eterna
China anuncia recorte de tropas pero exhíbe arsenal
Tropas chinas urante el desfile / EFE

China reducirá el número de sus tropas (unos 2,3 millones actualmente) en 300,000 militares, anunció hoy el presidente chino, Xi Jinping, en el discurso que ofreció para dar comienzo al desfile militar en conmemoración de los 70 años del final de la II Guerra Mundial en Beijing.

Xi realizó su intervención en lo alto de la puerta de Tiananmen, ubicada en el corazón de la capital china, acompañado de sus antecesores en el cargo Jiang Zemin y Hu Jintao, así como figuras internacionales como los presidentes ruso, Vladimir Putin, y venezolano, Nicolás Maduro, o el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

“Nosotros, los chinos, amamos la paz. No importa lo fuertes que nos convirtamos, nunca buscaremos hegemonía o expansión”, destacó Xi en su intervención.

De forma previa al desfile hoy, medios independientes adelantaron que el Gobierno desvelaría medidas de un plan radical para transformar el Ejército de Liberación Popular (ELP) del país, el mayor del mundo, tras el evento castrense.

Xi busca convertir al ejército en un cuerpo moderno equiparable a los más punteros de Occidente, y el anuncio de la reducción de tropas busca otorgar más importancia a las fuerzas navales y aéreas, según expertos

Muestra arsenal

Unos 12,000 soldados, 500 vehículos y misiles y unas 200 aeronaves marcharon por la enorme avenida de la Paz Eterna (Chang An), en la simbólica plaza de Tiananmen.

El presidente Xi recordó en su discurso que los ocho años de guerra (1937-45) causaron a China 35 millones de muertos y heridos, pero terminaron en “la primera victoria completa” del país en tiempos modernos.

China ejército

Y en tono decididamente nacionalista recordó que la derrota japonesa “puso fin a la humillación nacional de China” a manos de agresores externos durante un siglo, una cuestión que aún persiste en la mentalidad china.

Tras la intervención de Xi, desfilaron durante 50 minutos unidades de soldados a pie (incluyendo unos mil extranjeros), vehículos blindados, unidades de misiles, cohetes convencionales y nucleares, drones y aviones y helicópteros de todas las armas.

Una buena parte de los sistemas de armamento son de última generación y fueron mostrados en público por primera vez, como el misil antibuque DF-21D o el bombardero de alcance medio H-6K, que dotan a las fuerzas chinas de capacidades ofensivas que nunca antes habían tenido.

635768781956344202w

Las unidades marcharon por una plaza de Tiananmen coronada de banderas rojas, con las gradas de espectadores frente a la entrada de la Ciudad Prohibida, sobre la que estaban Xi y sus huéspedes, por encima del retrato de Mao Zedong que preside permanentemente la puerta.

El público -que accedió exclusivamente por invitación oficial y soportó horas al sol por cuestiones de seguridad- se hartó de hacer fotos y selfis con lo último de la tecnología bélica nacional y con la fotogénica puerta de la Ciudad Prohibida como fondo.