Trucos de belleza con polvo de hornear

Remedios sencillos y naturales para problemas de belleza comunes
Trucos de belleza con polvo de hornear
El baking soda también sirve para la limpieza dental.
Foto: Cortesía

Todas hemos escuchado sobre los muchos usos del polvo de hornear (baking soda) en la casa, tanto para la preparación de postres y otras comidas como en la limpieza de ciertas cosas, como el horno o los cubiertos. Pero, ¿sabías que este polvito blanco también puede hacer maravillas como parte de tu rutina de belleza?

Los representantes de Arm & Hammer compartieron una lista con algunos de esos truquitos que aseguran te ayudarán a lucir mejor de manera fácil y económica, usando baking soda :

  • Manicura exfoliante

Para una manicura brillante, usa polvo de hornear para exfoliar y suavizar las cutículas y también remover manchas de esmalte de uñas. Para hacerlo, sumerge un cepillo el polvo y restriégate las uñas y cutículas. Haz una pasta con tres partes de baking soda y una parte de agua. Frótala con movimientos circulares delicados en las manos y dedos para exfoliar y suavizar. Enjuaga la pasta con agua tibia limpia, púlete las uñas y aplica esmalte, si deseas.

  • Cuidado del cabello

Elimina la acumulación de residuos de productos para dejarte el pelo más limpio y más manejable. Espolvorea una pequeña cantidad de Arm & Hammer Baking Soda en la palma de la mano junto a tu champú favorito y enjáguate el cabello.

  • Exfoliante facial y corporal

Para tener piel radiante y tersa, te puedes exfoliar la piel regularmente con polvo de hornear, que te ayudará a remover las células muertas de la cara, cuerpo, manos y pies. También se puede usar para un baño relajante: haz una pasta con tres partes del polvo a y una parte de agua. Frótatela con movimientos circulares delicados.

  • Después del rasurado

Se puede usar para calmar la piel después de rasurarse. Para obtener alivio instantáneo, aplica un poco de una solución de baking soda junto con agua para formar una pasta.

  • Limpieza de cepillos y peines

Utiliza polvo de hornear para eliminar los residuos naturales de grasa y productos en tus cepillos para tener tu cabello más lustre y brilloso. Echa una cucharada de Arm & Hammer Baking Soda en una taza con agua tibia. Enjuaga tus cepillos y peines y ponlas a secar.

  • Limpieza dental

El polvo de hornear te ayuda a mantener tus dientes limpios y blancos. Hecha una cucharada en una taza llena hasta la mitad con agua y enjáguate la boca.