Jenniffer González aspira a la silla en Washington

"Tengo que ir donde se toman las decisiones", señaló en entrevista exclusiva
Sigue a El Diario NY en Facebook
Jenniffer González aspira a la silla en Washington
“Voy a aspirar a convertirme en la primera mujer comisionada residente”, aseguró González. (Gerald López Cepero)

El Nuevo Día

La representante Jenniffer González despejó los rumores y confirmó que buscará convertirse, en las elecciones de 2016, en la primera mujer que ocupa la silla de comisionada residente en Washington en la historia de Puerto Rico.

González, quien fue presidenta de la Cámara de Representantes en el pasado cuatrienio, al parecer ya se cansó del mármol del Capitolio en San Juan. “Quiero ir a donde realmente se toman las decisiones que nos afectan”, dijo la funcionaria en una entrevista con El Nuevo Día.

Su meta, explicó, es provocar una crisis política en la capital federal que obligue al Congreso estadounidense a definir de una vez y por todas el status político de Puerto Rico.

“Hay muchas injusticias que sufren los puertorriqueños que se tienen que atender donde se origina la acción del discrimen, que es el Congreso.

¿Qué haría distinto a lo que ya intentó (Luis) Fortuño o (Pedro) Pierluisi en la posición de comisionado residente?

Todos ellos han tenido distintas perspectivas. Muchos de ellos se han enfocado en asuntos pequeños. Ellos se han dedicado a buscar asignaciones de fondos federales para tratar de parear lo que son muchas prácticas discriminatorias en asuntos que son esenciales, como la salud y la infraestructura. Ahora, esa oficina, con media veintena de empleados, hace el trabajo que de ordinario, bajo la estadidad, harían cinco representantes y dos senadores en el Congreso. Yo, además de reclamar esa admisión de Puerto Rico a Estados Unidos, quiero despojar al Congreso del poder de discriminar contra los puertorriqueños. Yo tengo una agenda y hay muchas cosas que hacer. Tenemos que trabajar en conjunto con el sector privado para mitigar la pérdida de los fondos federales en el área de salud. También el área de los veteranos es importante. En el área de Educación, este cuatrienio es cuando peor se han manejado los fondos federales. Para manejar esos fondos se va a necesitar las relaciones que tenga la oficina del comisionado en el Departamento de Educación. Se necesita una integración de la oficina del comisionado con las agencias (González enumeró aquí otras ideas para que los municipios busquen más fondos federales y para que los productos que se venden por internet estén disponibles en Puerto Rico).

Todo eso lo han mencionado de alguna forma u otra otros comisionados…

Soy vicepresidenta del Partido Republicano en Puerto Rico. Estoy en varios comités a nivel nacional. Conozco el Partido Republicano y tengo la asesoría del exgobernador y excomisionado residente Luis Fortuño. Yo no tendría problemas con revalidar como presidenta de la Cámara, pero creo que hay un momento que uno tiene que tomar decisiones que se salen del área de “confort” y nos obligan a dar un paso al frente en momentos de crisis.

Son muchas promesas, pero la realidad ha sido que el Congreso ignora a Puerto Rico. ¿Si se cambia a la persona en el puesto va a ser distinto?

Bueno… hay personas y hay personas.

¿Usted cree que Pierluisi ha hecho el trabajo bien o mal?

Sí. Claro. Se ha enfocado en fortalecer la relación de Puerto Rico con los Estados Unidos. Hay otros comisionados que buscaron separarnos. Él ha estado peleando por la paridad (de fondos) y la inclusión de Puerto Rico. Hay un discrimen abierto, no solo en los programas de salud, que pagamos igual que el resto de los estados, pero no nos llegan los mismos fondos. Obviamente es un demócrata en un Congreso republicano. Yo sería una republicana en un Congreso republicano.

Usted habla de defender la estadidad, pero, insisto, no ha habido acción del Congreso aunque el PNP reclama como una victoria para la estadidad los resultados del plebiscito de 2012.

Nosotros tenemos que provocar una crisis. No podemos seguir viviendo a la expectativa de qué pasará. Yo voy a provocar que esto se resuelva. Los momentos de crisis son las oportunidades para que los líderes dirijamos al pueblo y esto es un momento de crisis económica, de crisis social y política para Puerto Rico. Esta es la coyuntura histórica para que Puerto Rico alcance una definición para su status político.

Los problemas los tenemos nosotros.

La tenemos nosotros y tenemos que provocar que se resuelva porque ellos son responsables de esta crisis. Nosotros somos una colonia de Estados Unidos y el Congreso tiene el poder sobre nosotros. Ellos son los que deciden cuánto tiempo más vamos a seguir siendo colonia. Desde el 1898 somos su crisis. Llegó el momento de resolverla.

Ellos lo resuelven en Washington mirando para el lado de lo más bien.

Porque no han tenido a Jenniffer González en el Congreso.

¿Esto es un coqueteo para una futura candidatura a la gobernación? ¿Ha pensado en la gobernación?

No, porque en este momento tengo que ir donde se toman las decisiones sobre los asuntos de Puerto Rico. El gobernador no va tomar decisiones sobre Medicaid o sobre Medicare. El gobernador no toma decisiones sobre veteranos. Próximamente cambia el impuesto de la Ley 154. Eso nos tocará trabajar a nosotros con el IRS (Serviocio de Rentas Internas federal) y las manufactureras para asegurarnos que se garanticen los empleos y haya desarrollo económico.

Usted está en la política electiva desde muy joven. Presidió la Cámara de Representantes también muy joven…

Y a los 40 años seré la primera mujer comisionada residente y la persona más joven en el cargo.

¿No resiente que no necesariamente se contempla como una candidata a la gobernación, tal vez por discrimen?

No, porque no baso mis aspiraciones en lo que otros puedan pensar, sino que se dan en el marco de lo que puedo aportar. En este momento me he dado contra la pared porque las decisiones realmente no se toman aquí, se toman en el Congreso. Donde tengo que dar la pelea es en el Congreso para eliminar el verdadero discrimen.

Usted va a estar compitiendo quizás con siete aspirantes adicionales, muchos de ellos varones.

Siempre he podido demostrar que tengo la capacidad de hacer las cosas. Yo he tenido, al igual que muchas mujeres, que subir y crecer viendo la desigualdad en todas sus fases. Yo he vivido el discrimen por ser joven, por ser mujer y por ser gorda. Yo he visto todo tipo de discrimen. Eso no me amilana.

Está consciente que la lucha contra el discrimen político que menciona la daría en momentos en que el favorito en las encuestas para la candidatura a presidente por el Partido Republicano -al que está afiliada- parece tener una agenda antilatinos…

Vamos a esperar qué pasa. Yo estoy con Jeb Bush.

Igual. Sus aspiraciones al Congreso se dan en un ambiente abierto de algunos aspirantes en contra de los latinos…

Precisamente, los momentos de crisis requieren personas fuertes y decididas. Yo voy a mí. Yo sé lo que voy a hacer y cómo lo voy a hacer.

Ha mencionado reiteradamente que aspira a ser la primera mujer comisionada residente… ¿Sería la primera por el discrimen en el penepé o en la política en general, que obstaculizaba otras candidaturas de mujeres?

No voy a entrar en eso. Sólo creo que ya era hora. Tengo todas las herramientas intelectuales, la experiencia y la capacidad, y sé lo que tengo que hacer.

¿Con quién se ve en la papeleta?

Hoy vine a hablar de mí. En otro momento hablaremos de las candidaturas a la gobernación.