EEUU investiga más vehículos de VW que puedan estar trucados para esconder emisiones

VW ha señalado que la manipulación puede afectar a un número indeterminado de vehículos en todo el mundo y que 11 millones de automóviles están equipados con el mismo motor diesel

Junto con Honda, al automotriz alemana ha perdido ventas en un mes en el que los consumidores han aprovechado descuentos de Black Friday./Efe
Junto con Honda, al automotriz alemana ha perdido ventas en un mes en el que los consumidores han aprovechado descuentos de Black Friday./Efe
Foto: EFE

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) testificará mañana ante el Congreso que está investigando si hay más vehículos trucados para esconder sus emisiones, además de los de Volkswagen (VW) ya descubiertos, y que examinará los “beneficios económicos” de la compañía alemana.

EPA también informó hoy de que comunicará a los representantes del Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes que no puede desvelar detalles de la investigación que está realizando en colaboración con el Departamento de Justicia para no ponerla en peligro.

Las declaraciones son parte del testimonio que proporcionarán mañana ante el Comité Christopher Grundler y Philip Brooks, dos altos funcionarios de EPA que han sido convocados por los congresistas para responder sobre el escándalo de los motores trucados de VW.

El testimonio fue publicado hoy en la página web del comité, que también escuchará al presidente del Grupo Volkswagen en Estados Unidos, Michael Horn.

EPA reveló el pasado 18 de septiembre que VW había trucado durante años casi 500,000 vehículos diesel en Estados Unidos para ocultar sus emisiones de óxidos de nitrógeno, que investigadores independientes cifraron hasta 40 veces superiores a las permitidas por las regulaciones estadounidenses.

La revelación de EPA ha provocado un escándalo a nivel mundial que de momento se ha cobrado al que fuera presidente del Grupo Volkswagen, Martin Winterkorn, aunque rechazó cualquier responsabilidad en el escándalo.

VW ha señalado que la manipulación puede afectar a un número sin determinar de vehículos en todo el mundo y que 11 millones de automóviles están equipados con el mismo motor diesel que el trucado en Estados Unidos.

Grundler y Brooks testificarán mañana que las acciones de VW en Estados Unidos constituyen una violación “muy grave”.

En su testimonio, los funcionarios de EPA está previsto que señalen que “no sólo porque el trucaje ilegal resulta en emisiones excesivas muchas veces superiores a lo permitido sino también porque después de que las elevadas emisiones fueron descubiertas, VW ocultó los datos a EPA, el Estado de California y los consumidores”.