Latinos, a donar vida

La organización sin fines de lucro LiveOnNY realizó esta semana una jornada de ocho horas llamada “Organ Donor Enrollment Day”, que tuvo como fin inscribir el mayor número posible de donantes de órganos en el área de Nueva York.

Pero los neoyorquinos no debemos esperar, pasivamente, a que se realicen eventos como este para salir e inscribirnos como donantes de órganos. La registración se puede hacer durante todo el año, y de manera muy fácil, mediante páginas web como Organdonor.org o LongLiveNY.org. También nos podemos convertir en donantes cuando sacamos o renovamos la licencia de conducir.

La necesidad de donantes en Nueva York es crítica. En este estado, la demanda de órganos trasplantables ha superado de largo el suministro. Ello se debe a que en Nueva York solo el 24% de sus residentes se han inscrito como donantes de órganos, mientras que la tasa a nivel nacional supera el 50%. Es decir, estamos en fondo de la lista.

Los especialistas indican que mientras que unas 10,000 personas en Nueva York están esperando por trasplantes de órganos que le salven la vida, este estado tenía sólo 261 donantes disponibles el año pasado. Y lo que es peor, se calcula que un promedio de  17 pacientes mueren cada día en el estado de Nueva York a la espera de un trasplante.

Esta es una realidad que debemos tomar muy en cuenta los latinos.  En Nueva York,  un gran número de personas que necesitan trasplante de forma urgente son hispanos que sufren de enfermedades crónicas como diabetes, obesidad e hipertensión, que causan fallas renales y hepáticas.

Según la organización LiveOnNY, de las 10 mil personas en lista de espera por el trasplante de un órgano en Nueva York, el 81% son hispanos que necesitan un riñón.

Por ello, hacemos un llamado a nuestra comunidad para se informe, eduque y tome conciencia sobre este problema. Sabemos que hay buena voluntad, pero hay que dejar de un lado los miedos, los mitos, los prejuicios y las creencias.

Recuerde, si usted dona sus órganos después de muerto, puede salvar la vida de hasta ocho personas, mientras que sus tejidos puede mejorar la salud de otros 50 pacientes. Anímese a donar vida.