México y EEUU ponen en marcha programa para agilizar inspección aduanera

El ministro mexicano explicó que en lugar de hacer dos trámites ante dos autoridades distintas, uno cuando se exporta la carga en el país de exportación y otro cuando se recibe en el país de importación, ahora con se hará solamente una inspección aduanera, sólo un trámite
México y EEUU ponen en marcha programa para agilizar inspección aduanera
Foto: EFE

El secretario mexicano de Hacienda, Luis Videgaray, y el de Seguridad Interna de EEUU, Jeh Johnson, pusieron hoy en marcha el Programa de Despacho Aduanero Conjunto, cuyo objetivo es agilizar el comercio bilateral minimizando la doble inspección de cargamentos.

El Palacio Nacional de la capital mexicana fue la sede de la suscripción de un memorándum de entendimiento para dar inicio a este programa que permitirá reducir hasta en un 80% el tiempo en el que un cargamento tarda en pasar la aduana.

El ministro mexicano explicó que “en lugar de hacer dos trámites ante dos autoridades distintas, uno cuando se exporta la carga en el país de exportación y otro cuando se recibe en el país de importación”, ahora con se hará “solamente una inspección aduanera, sólo un trámite”.

Así, ambos países iniciaron hoy el programa con un piloto en el Aeropuerto Internacional de Laredo (Texas) para carga aérea de los sectores de la industria automotriz, electrónica y aeroespacial, con destino a ocho aeropuertos mexicanos.

Este plan incluye otros dos pilotos en los próximos meses, uno de ellos en las instalaciones de la aduana mexicana en Mesa de Otay (Tijuana, Baja California) para cargamentos de productos agrícolas con destino a Estados Unidos.

El otro será en las instalaciones de una planta ensambladora de computadoras, adyacentes a las instalaciones de la aduana de México en San Jerónimo (Chihuahua), para cargamentos de computadoras y otros productos electrónicos con destino a Estados Unidos.

“Este programa de preinspección de cargamento es un paso histórico en la relación entre Estados Unidos y México”, dijo Johnson, quien apuntó que los dos países están fuertemente “conectados” por historia, cultura y “también por intereses comunes comerciales”.

“Nuestra frontera es una de las más dinámicas del mundo”, dijo el secretario estadounidense, quien recordó que todos los días se registran actividades comerciales a través de la línea divisoria por un valor de $1,450 millones.

En un comunicado, la secretaría de Hacienda explicó que esta iniciativa pondrá a prueba procesos innovadores para la inspección y despacho de cargamentos en el territorio del país exportador, para que cuando lleguen a la nación importadora las autoridades aduaneras solo los revisen en casos excepcionales.

Los funcionarios de aduanas mexicanas y estadounidenses trabajarán juntos en las mismas instalaciones, intercambiando información y seleccionando cargamentos para su inspección.

Con estas inspecciones conjuntas se logrará una reducción de costos transaccionales, de tiempos de despacho y cruce transfronterizo, un descongestionamiento en la frontera, la optimización de la inversión en infraestructura y equipamiento, así como la disuasión del fraude y el contrabando.

Estos pilotos serán de participación voluntaria, por lo que las empresas interesadas presentarán una solicitud ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.
Cada piloto tendrá una duración de seis meses y al finalizar las autoridades evaluarán los resultados y determinarán si se amplía el periodo de prueba, se expande para incluir a otros sectores de la industria o se convierte en programa permanente.

La iniciativa del Despacho Aduanero Conjunto está incluida en la Declaración de Principios y el Plan Estratégico Bilateral que Videgaray y Johnson firmaron en marzo de 2014.

El titular de Hacienda destacó que México es una nación “abierta al mundo que cree en la globalidad y cree en el libre comercio”.

Eso significa “el libre comercio con nuestro vecino del norte, a quien exportamos más del 80% de nuestras exportaciones y que, sin duda, para nosotros es la economía externa más importante”, afirmó.