Secuestran para que Pemex les paguen daños ecológicos

Pobladores están cansados de ser víctimas de las fugas de petróleo
Secuestran para que Pemex les paguen daños ecológicos
Pemex, es una empresa productiva del estado mexicano.
Foto: Getty Images

México – “Nos están dañando: llegan y escarban, no piden permiso ni dicen nada”. Hace tiempo que unos 500 ejidatarios del municipio de San Juan Guchicovi, entre ellos, Urbino López , quien resumió en una oración la actuación de trabajadores de Petróleos Mexicanos, protestan por daños ecológicos en sus tierras, pero fue hasta hace unas horas que convirtieron al secuestro en una arma de defensa.

Armados con palos y machetes, acorralaron a 50 trabajadores que maniobraban en el ejido comunal Vixidú, y los retuvieron con la amenaza de no soltarlos hasta que les pagaran por el derrame de combustible provocada por una fuga clandestina.

La proliferación de fugas de los gasoductos en la región del Itsmo de Tehuantepec, Oaxaca, se ha convertido en un dolor de cabeza para los sorprendidos pobladores que acusan a mafias de crimen organizado en las cuales participan jefes y trabajadores de la paraestatal que recientemente se abrió a la iniciativa privada.

En febrero pasado, 25 representantes de comunidades indígenas de los ejidos de Santa Rosa, Matías Romero, Santa María Petapa y Barrio La Soledad se reunieron para delinear las acciones a tomar ante lo que consideran una “invasión” de Pemex y empresas filiales que se meten a sus tierras sin permisos con amenazas a los pobladores que se rebelan.

“A cada rato hay derrames aquí y allá, contaminan y así mismo nos dejan”, detalló el comunero López.

La contaminación ha venido de mal en peor desde que inició la construcción del gasoducto Jaltipan- Veracruz- Salina Cruz que encabeza Pemex junto con la particular P.M.I Transocéanica de gas LP, que maneja millonarios presupuestos en el sureño estado del país, y ante esta situación, los ejidatarios tomaron medidas extremas que ya rindieron los primeros frutos.

A la media noche del miércoles,, la prensa local reportó que los pobladores aceptaron liberar a los rehenes a cambio de la indemnización por contaminación. Este medio intentó hablar con alguno de los representantes sobre el monto, pero hasta el momento no ha tenido respuesta.