Lo que no puede faltar en tu altar del Día de Muertos

Estos son los elementos esenciales de una tradicional ofrenda
Lo que no puede faltar en tu altar del Día de Muertos
El altar u ofrenda de muertos es una tradición mexicana que también es popular en EEUU.
Foto: Shutterstock

El Día de Muertos es la fiesta en la que los vivos recuerdan a sus seres queridos que ya no se encuentran en este plano de existencia. Según la tradición, el 1 de noviembre es el día en que los muertos niños tienen permitido regresar a los lugares donde fueron queridos para disfrutar de las delicias ofrecidas por los vivos en el altar; mientras el 2 de noviembre es el turno de los muertos adultos. Por eso al altar también se le conoce como ofrenda.

Es común que en la ofrenda de los niños se incluyan globos, juguetes y dulces; mientras en la ofrenda de los adultos hay tequila, cigarrillos y los platillos favoritos de los difuntos.

pan muerto

Sin embargo, hay algunos elementos esenciales que no pueden faltar en ningún altar, y cada uno de ellos tiene un simbolismo que no siempre conocemos. Te compartimos la explicación de cada elemento para que armes tu altar este año:

  • El altar u ofrenda de muertos: es una forma de rendir honor y de recordar, con una mezcla de alegría y tristeza, a algún ser querido fallecido.
  • Calaveras de dulce: son una referencia a nuestra mortalidad. Tienen escrito en la parte de enfrente el nombre del difunto. Pueden ser de azúcar, chocolate, camote o incluso amaranto.
  • Flores de zempasúchil: representan el resplandor del sol que atrae y guía al alma hacia el altar.
  • Pan de muerto: puede representar el corazón de la persona o los 4 puntos cardinales.
  • Foto de la persona difunta: el alma de la persona de la fotografía es la que visitará el altar.
  • Cruz: se coloca para recordar la fe del difunto.
  • Papel picado: representa la alegría de la celebración.
  • Agua: representa la pureza y se usa para que el alma que visite sacie su sed después de su largo viaje.
  • Comida: se pone el platillo favorito del difunto para que pueda disfrutar de lo que más le gustaba.

Muchas veces también se agregan otras decoraciones como artículos religiosos, instrumentos musicales o veladoras. Con estos artículos es importante tener mucho cuidado, especialmente si el altar está dentro de tu casa, ya que el confeti y el papel picado son inflamables. En todo caso, habla con tu agente de seguros para garantizar que tienes la cobertura apropiada como parte de tu seguro de casa.