Cámara de Representantes de EEUU aprueba el presupuesto

El Congreso y la Casa Blanca alcanzan un acuerdo presupuestario por dos años
Cámara de Representantes de EEUU aprueba el presupuesto
Foto: Archivo / EFE

WASHINGTON.- La Cámara de Representantes de Estados Unidos allanó hoy el camino para dotar de fondos al Gobierno federal durante los dos próximos años y elevar el techo de la deuda hasta 2017, el cual vence el martes de la próxima semana.

La Cámara baja dio el visto bueno por 266 votos a favor y 167 en contra al texto legislativo, que permitirá a demócratas y republicanos abandonar sus diferencias presupuestarias durante una larga temporada, tras años de constantes tensiones y amenazas de cierre de la Administración por falta de fondos.

La propuesta, negociada en las últimas semanas por los líderes del Congreso de ambos partidos y la Casa Blanca, supera así su mayor escollo en la Cámara baja, donde un nutrido grupo de ultraconservadores se oponían al texto, y habrá de ser aprobada por el Senado, donde se espera obtenga respaldo sin demasiada oposición.

El acuerdo levantaría parte de los recortes automáticos aprobados en 2013 en aproximadamente 80.000 millones de dólares en dos años, una cantidad dividida a partes iguales entre los programas de defensa y las agencias nacionales.

Para compensar este incremento del gasto, los republicanos lograron que los demócratas aceptaran algunas restricciones en los programas sanitarios, que se permita la venta de petróleo de la Reserva Estratégica de crudo del país y el endurecimiento de algunas normas fiscales para las asociaciones empresariales.

Algunos conservadores mostraron preocupación días atrás al asegurar que el presupuesto alcanzado estaba 4.000 millones por debajo de la meta que ellos habían marcado, pero la Oficina de Presupuesto del Congreso informó de que las enmiendas introducidas en la legislación habían cerrado esta brecha.

Los líderes del Senado quieren someter a votación el texto lo más rápido posible para evitar así que el país entre en suspensión de pagos este martes.

El mayor obstáculo que puede encontrarse en la Cámara alta será previsiblemente la oposición del aspirante presidencial republicano Rand Paul, quien aseguró este martes que planea obstruir el proyecto de ley, pero sus posibilidades de frenarlo son limitadas.

El acuerdo tendrá que pasar un voto de procedimiento en el Senado con un mínimo de 60 votos a favor, antes de ser aprobado finalmente por una mayoría simple de 51 votos, lo cual, con el apoyo de la bancada demócrata, no debe ser un problema.

A lo sumo Paul podría retrasar brevemente la votación final al negarse a permitir que los líderes acorten el debate antes de las 30 horas máximas permitidas que contemplan las normas del Senado.