Empresario boliviano se disculpa por subir a Twitter foto del “Che”

Las críticas al magnate boliviano por parte de la comunidad cubana no se hicieron esperar

El empresario boliviano Marcelo Claure, socio del grupo empresarial que busca un estadio de fútbol para la franquicia de David Beckham en Miami, se disculpó por haber subido una imagen del líder revolucionario Ernesto “Che” Guevera a su cuenta de Twitter.

Claure, consejero delegado de la telefónica Sprint, publicó el pasado domingo en su cuenta de Twitter la foto de la icónica efigie del “Che” sobre la fachada del edificio del Ministerio del Interior cubano, en La Habana.

Las críticas al magnate boliviano por parte de la comunidad cubana no se hicieron esperar y, horas después, Claure borró la fotografía con un mensaje de disculpa.

“Acabo de borrar la fotografía que colgué antes, mientras viajaba por Cuba. Mis sinceras disculpas si ofendí a alguien. No tuve intención de hacer daño a nadie”, escribió Claure.

El boliviano viajó a La Habana para suscribir un acuerdo de roaming directo entre los operadores Etecsa, el monopolio estatal de la isla, y la estadounidense Sprint, un convenio que firmó este lunes el boliviano, uno de los pocos directivos hispanos incluido en la lista “Fortune 100”.

En esta red social comentó Claure que en su viaje de negocios a Cuba subió fotos que tomó como turista en sus recorridos, entre otras la citada del “Che”.

Tanto los congresistas cubanoamericanos Ileana Ros-Lehetinen y Carlos Curbelo como el concejal del condado de Miami-Dade Xavier Suárez cuestionaron la publicación de la foto.

Etecsa y Sprint suscribieron el pasado 22 de septiembre de 2015 un acuerdo para la interconexión directa, a través del cable submarino ALBA-1 -que une por fibra óptica a Cuba y Venezuela- para llamadas directas entre Cuba y EE.UU.

LA Junta Escolar del condado de Miami-Dade ha evaluado la posibilidad de que el ayuntamiento de Miami, propietaria de los terrenos donde se construiría el estadio de fútbol, los transfiera a esta entidad pública a cambio del cumplimiento de una serie de compromisos por parte del Beckham United Group, el grupo de inversión del deportista.