Vientos de cambio en la Fiscalía de El Bronx

La fiscal electa que trabajó bajo las órdenes de Robert Johnson, promete cambios a partir del 1 de enero

Vientos de cambio en la Fiscalía de El Bronx
Darcel Clark es la primera fiscal en la historia de El Bronx. Twitter/@BCNN1
Foto: Twitter//@BCNN1 / Twitter//@BCNN1

La demócrata Darcel Clark (53), quien con 85% de los votos ganó con fuerza el puesto como nueva Fiscal de El Bronx, tiene retos y promesas de cambio a pesar de que viene de trabajar de cerca con Robert Johnson, el fiscal saliente, quien dejará el cargo después de 27 años. Apenas 33,00 personas fueron a las urnas a elegir a la primera Fiscal de Distrito en la historia de El Bronx.

Hubo fuertes críticas después de Johnson no avisó a finales de septiembre que dejaba la posición para buscar ser juez de la Corte Suprema Estatal, cuando ya era muy tarde para hacer una votación entre los aspirantes demócratas, lo cual abrió el paso para que Darcel Clark ganara la nominación por funcionarios del partido en vez de los votantes. Se cuestionó la falta de transparencia en un condado de mayoría demócrata. Clark fue jueza del condado durante trece años y luego otros trece se ocupó como asistente del fiscal.

El Diario consultó a abogados y profesores, quienes dan la bienvenida a una cara nueva en una posición que ha sido criticada por el retraso para resolver los casos. En 2014, el tiempo promedio que demoraba en El Bronx para que un caso alcanzara el veredicto era de 827 días, según datos de la Corte Estatal. El promedio en toda la ciudad es de 571 días.

Clark prometió que crearía una unidad de revisión de las condenas como la que existe en Brooklyn y que ha ayudado a revocar 14 condenas injustas. Pero también espera que la unidad logre tener más integridad y amplitud en la revisión, ya que según datos de la escuela de leyes de la Universidad de Michigan, El Bronx tiene una de las más altas tasas en la nación de exoneraciones por las fallas que se llevan en los casos.

Buena recepción

Daniel C. Richman, profesor de la escuela de leyes de Columbia University, comentó a El Diario que le parecen correctas las prioridades de Clark de combatir los retrasos. Agrega que “los fiscales, particularmente los elegidos por votación, pueden ser mediadores entre comunidades y la policía, y en El Bronx ayudaría mucho un compromiso productivo de todas las partes”.

Robert Gangi, líder de PROP, organización crítica del NYPD y del sistema de justicia, urge a la nueva fiscal “a no darle importancia a los arrestos hechos por oficiales del NYPD quienes acosan a personas afroamericanas y latinas que comenten infracciones inofensivas que han sido descriminalizadas en las comunidad blancas”.

Por su parte Jeffrey Deskovic, abogado y activista de víctimas de condenas erróneas, supo que la fiscal electa ha tenido contactos con Ken Thompson el fiscal de Brooklyn para crear en el Bronx una Unidad de Revisión de las Condenas. “Celebro eso, pero además sé que para solucionar el problema de los casos atrasados, se necesita más dinero para las cortes y un sistema más eficiente de libertad condicional”.

Deskovic explica que es más difícil para un detenido pelear un caso si está encerrado que si está afuera. “Por eso a veces erróneamente algunos aceptan las propuestas de declararse culpables, pero eso les trae consecuencias irreparables en su vida laboral o para conseguir crédito o apartamentos”.

Durante su campaña Clark prometió que evitará casos como el ocurrido a Kalief Browder, quien estuvo detenido tres años en Rikers Island por supuestamente haber robado una mochila, mientras esperada ver un juez. Aunque después fue liberado, Browder no superó las secuelas del encierro y se suicidó a los 22 años el pasado julio.

Clark también ha dicho que luchará por la eficiencia creando un sistema estadístico que responsabilizará a su personal que maneja los casos. También prometió que asignaría jueces  para trabajar directamente casos en Rikers Island, para agilizarlos y evitar contrabando de objetos que a veces involucra a oficiales carcelarios.