Activistas pro-inmigrantes elaboran “Carta de Derechos de los Indocumentados”

Documento quiere servir como “llamado a la acción” contra los ataques anti-inmigrantes

Activistas pro-inmigrantes elaboran “Carta de Derechos de los Indocumentados”
"Carta de Derechos de los Indocumentados" es obra del grupo "United We Stay", que promueve la reforma migratoria.
Foto: United We Stay

WASHINGTON, D.C. – Ante la inacción del Congreso por una reforma migratoria, activistas de la comunidad inmigrante promueven una “Carta de Derechos de los Indocumentados”, en respuesta a lo que perciben como la incesante retórica anti-inmigrante en ciertos sectores del país.

Si desde siempre los activistas han enarbolado el lema de que “ningún ser humano es ilegal”, ahora el blog “United We Stay” quiere servir de plataforma de noticias y anécdotas de la comunidad inmigrante, comenzando con la difusión de la “Carta de Derechos”.

 

El documento destaca el “derecho” de los indocumentados a permanecer en EEUU, exige respeto hacia esta población inmigrante, y pide apoyo para su legalización.

En declaraciones a este diario, Marcelino Miyares, fundador y editor de “United We Stay” explicó este viernes que el documento debe ser un “llamado a la acción” contra la xenofobia que promueven candidatos presidenciales, como el magnate empresarial Donald Trump.

“Queremos difundir un mensaje para ´galvanizar´corazones, reactivar la determinación (por la reforma migratoria) e influir en los legisladores”, explicó Miyares, cuyo grupo fue lanzado en mayo pasado.

El documento de diez puntos quiere enmarcar el debate sobre la reforma migratoria más allá de los elementos de seguridad fronteriza, trabajadores huéspedes, y sanciones a la empresas, y reactivar una legislación reformista viable.

“Quizá somos demasiado ambiciosos, pero pensamos que la Carta de Derechos es necesaria, se tiene que comenzar por algún lado”, afirmó Miyares.

Como próximos pasos, Miyares explicó que “United We Stay” publicará el documento en español y pedirá la ayuda de traductores para que se publique en otros idiomas, además de lanzar una campaña de recaudación de fondos para elaborar anuncios públicos.

Miyares aseguró que su grupo ya ha empezado a recibir comentarios negativos, incluso “una amenaza velada”.