Lanzan campaña de cartas para niños migrantes en centros de detención

Se acerca la Navidad y estos niños no pertenecen “tras las rejas”, aseguran activistas

Lanzan campaña de cartas para niños migrantes en centros de detención
Los menores detenidos cruzando la frontera con alguno de sus padres (generalmente la madre) terminan en "centros de detención familiar" mientras intentan pelear su caso de asilo.
Foto: Archivo / EFE

Washington.- En señal de solidaridad con los centenares de niños que permanecen en centros detención, activistas del grupo “We Belong Together” han lanzado una campaña de cartas para enviar el mensaje de que, pese a que los alivios migratorios están frenados por ahora, estos migrantes “no están solos”.

Centenares de niños pasarán los días de fiestas tras las rejas en centros  de detención, a menos que se ponga fin a esta práctica injusta de inmediato”, dijo el grupo en un comunicado.

“Vamos a entregar miles de cartas antes de los días festivos… como recordatorio de que no están solos, y que niños en todo el país están con ellos, luchando por su puesta en libertad”, explicaron los organizadores.

La campaña “Un Deseo para las Fiestas” (“Wish for the Holidays”) quiere recabar cartas de niños y jóvenes en todo el país antes del próximo 10 de diciembre, para que puedan ser enviadas a los centros de detención en Dilley y Karnes, en Texas, y en el Condado Berks, en Pensilvania, a tiempo de la Navidad.

En su página web, la campaña ya había recabado el año pasado, a raíz de la crisis humanitaria en la frontera sur, miles de cartas para los niños, con dibujos de arcoíris, rostros de niños sonrientes, y mensajes de amor y amistad.

 En defensa de los alivios migratorios

 En vísperas del primer aniversario del anuncio de los alivios migratorios, el próximo viernes, los activistas prometieron continuar los actos de presión y protesta para defenderlos.

Obama anunció el 20 de noviembre de 2014 estas medidas de “acción diferida” contra la deportación –la extensión del programa “DACA” de 2012 y “DAPA” para adultos con hijos ciudadanos o residentes legales- para hacer las políticas migratorias “más humanas”.

Pero, según los activistas, no hay nada “humano” en la detención de familias y niños que huyen de la violencia en Centroamérica y buscan refugio en EEUU.

Es que la Administración Obama ha desafiado la orden de la jueza federal, Dolly Gee, de poner en libertad a los niños y sus madres el pasado 23 de octubre y, en vez, el Departamento de Justicia prevé apellar el fallo en febrero próximo.

La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) calcula que hay poco más de 2,000 niños y madres en los tres centros de detención, pero insiste en que las autoridades han reducido drásticamente el tiempo de estancia en esas instalaciones.