Periodistas de EEUU tienen prohibido ir a Tamaulipas por el narco

El rotativo da cuenta de que son pocos los medios de comunicación internacionales que cubren la guerra contra el crimen organizado
Periodistas de EEUU tienen prohibido ir a Tamaulipas por el narco
Ejército mexicano.
Foto: Hector Vivas/LatinContent / Getty

Los periodistas de Estados Unidos tienen prohibido cubrir eventos en Tamaulipas ante el peligro que representan los cárteles de la droga, que han asesinado y secuestrado a trabajadores de los medios y marcan la agenda de los diarios, da a conocer The Washington Post.

En un extenso reportaje, el rotativo estadounidense asegura que de acuerdo con los editores de los tres más grandes medios estadounidenses cercanos a Tamaulipas – The New Herald, The Monitor en McAllen, Texas, y el Laredo Morning Times tiene prohibido a sus reporteros trabajar desde la zona porque es demasiado peligroso.

En el reportaje titulado “Censurar o morir: La muerte de las noticias mexicanas en la edad de los cárteles de la droga”, el rotativo da cuenta de que son pocos los medios de comunicación internacionales que cubren los hechos relacionados con la guerra desatada por el control de la entidad fronteriza por parte de Los Zetas y del Cártel del Golfo.

A veces AP [la agencia de noticias Associated Press] recogerá una historia […] Tenemos una guerra aquí, y estamos haciendo periodismo de guerra”, dijo Ildefonso “Poncho” Ortiz, periodista de Breitbart News Network. Este periodista a inicios de esta semana evitó que una banda supuestamente ligada al Cártel del Golfo atentara en contra de él y dos colegas suyos, según reportó el medio digital.

El diario on line denunció que miembros de una banda que controla esa parte de Texas intentó emboscar a dos de sus reporteros y otro local que los apoyaba en una cobertura sobre el tráfico de drogas en la frontera con México, en la zona de Brownsville.

Tras una persecución, los reporteros lograron evadir a los agresores. Y pudieron documentar que se había intentado allanar el automivil del reportero local.

The Washington Post hace una extensa entrevista con el jefe de la redacción del periódico El Mañana, Hildebrando “Brando” Deandar Ayala, quien revela el modus operandi de las organizaciones criminales, la autocensura que ha tomado como medida para evitar represalias de los cárteles.

“Cuatro periodistas de El Mañana han sido asesinados en los últimos 10 años. Otros sobrevivieron a intentos de asesinato, secuestros y ataques con granadas y ametralladoras en sus oficinas. Deandar ha sido agredido a balazos, secuestrado y su casa incendiada”, dice el medio norteamericano.

De esta forma describe el Post la situación de la prensa en nuestro país: “Con sus guerras de la droga sin fin, México es uno de los lugares más peligrosos en un mundo que ha visto un repunte reciente en la violencia contra los periodistas, con decenas de periodistas asesinados o encarcelados en Afganistán, Pakistán, los países de la Primavera Árabe, América Central y el ex- bloque soviético”.

Alrededor de la web