Ofensores sexuales registrados residen en la vivienda pública

Reporte expone que depredadores sexuales lograron esquivar las regulaciones de NYCHA. Preocupa seguridad de menores.

Ofensores sexuales registrados residen en la vivienda pública
Según el senador estatal Jeffrey Klein y el concejal Ritchie Torres, los delincuentes viven en los apartamentos pese a que las leyes lo prohíben. Mariela Lombard
Foto: Mariela Lombard/El Diario Nueva York

Nueva York— Más de un centenar de ofensores sexuales registrados lograron burlar las normas de la Autoridad de Vivienda de la Ciudad de Nueva York (NYCHA), situación que fue calificada como “crítica” y “perturbadora” por funcionarios electos.

Según un informe divulgado por el senador estatal Jeffrey Klein y el concejal Ritchie Torres, los delincuentes viven en los apartamentos pese que las leyes (Secciones 5.856 y 960.204 del Código Federal de Regulaciones) prohíben el ingreso y la residencia en los complejos.

La investigación, difundida el martes en una conferencia de prensa, reveló que la cifra de ofensores sexuales registrados que viven en apartamentos de NYCHA pasó de 74 en 2010 a 110 en este año. La cifra incluye a 41 depredadores clasificados como violentos y a 68 condenados por agredir a menores de 17 años. Todos figuran en el Nivel 2 (con riesgo moderado de reincidencia) y Nivel 3 (con alto riesgo de reincidencia).

Vecina de Jefferson Houses, Sonia Capella. Vecinos reaccionan sobre el reporte que depredadores sexuales viven en la los edificios publicos NYCHA como este en East Harlem - Jefferson Houses a lo largo de la Segunda Avenida. Foto Credito: Mariela Lombard / El Diario.
Sonía Capella, vecina de Jefferson Houses, dijo estar conmocionada por el informe de Torres y Klein. Mariela Lombard/El Diario

“Es perturbador y absolutamente preocupante”, dijo el concejal Torres. “Los residentes de la vivienda pública no están realmente seguros en sus hogares. La Autoridad de Vivienda ha fallado en detectar a los inquilinos con récord de crímenes sexuales”.

El reporte encontró que del más de un centenar de ofensores sexuales que están residiendo en los complejos de vivienda pública, el 40% viven en Brooklyn y el 30% en El Bronx. En Manhattan, cuatro depredadores sexuales vivirían en Thomas Jefferson Houses, en East Harlem, el mayor número registrado en un sólo complejo.

“Ahora tengo más miedo que nunca”, dijo la puertorriqueña Sonía Capella (51), una residente de Jefferson Houses por dos años. “Mi nieta viene de visita desde Queens con frecuencia y no quisiera que esté expuesta a un depredador sexual. No puedo vivir así, esos delincuentes tienen que irse”.

Capella se quejó de la escasa iluminación en el complejo, lo que representaría un riesgo para los menores que acostumbran jugar en las áreas de esparcimiento.

Vecinos reaccionan sobre el reporte que depredadores sexuales viven en la los edificios publicos NYCHA como este en East Harlem - Jefferson Houses a lo largo de la Segunda Avenida. Foto Credito: Mariela Lombard / El Diario.
Vecinos reaccionaron acerca del reporte de depredadores sexuales en la vivienda pública. Mariela Lombard / El Diario.

“Ya no estoy tranquila. Las familias con niños y nietos debería estar protegidos, no en un peligro constante”, comentó.

Varias mujeres y madres entrevistadas por El Diario dijeron estar conmocionadas por el inquietante informe.

Hace años que un hombre me puso el cuchillo en la garganta en un elevador. Desde entonces nunca más entró a mi edificio si veo a un desconocido”, contó Rosario, quien declinó dar su apellido por temor. “Esta noticia me revuelve el estómago. Además de lidiar con vendedores de drogas y pandillas, ahora tenemos que hacer frente a depredadores sexuales”.

Otros complejos con un importante número de inquilinos con récord de crímenes sexuales son Jackson, Endenwald, Bronx River en El Bronx; Breukelen, Van Dyke I y Glenmore Plaza en Brooklyn, y King Towers en Manhattan.

El senador Klein destacó que en 2010, su oficina hizo una investigación similar. El funcionario propuso una ley a raíz de la pesquisa, que fue aprobada por el Senado en mayo de ese año, y que requiere a la División de Justicia Penal (DCJS) proveer a NYCHA una lista anual de ofensores sexuales.

Senador Estatal Jeff Klein y el Concejal Ritchie Torres presentan un informe lllamado "Sex Offenders in Public Housing". Foto Credito: Mariela Lombard / El Diario.
Según el informe, en Jefferson Houses viven cuatro ofensores sexuales, lo que preocupa a vecinos.  Mariela Lombard / El Diario.

“Es cuestionable que a cinco años del primer reporte, la Autoridad de Vivienda continúe sin corregir la situación”, sentenció el Klein. “Nos enfrentamos a un problema muy serio”.

El concejal Mark Treyger, de Brooklyn, hizo eco al reporte presentado por Klein y Torres y exigió a NYCHA que “haga su trabajo”.

“No hay excusa para que esto suceda”, apuntó. “Los funcionarios de la Autoridad de Vivienda deben frenar su negligencia ahora”.

La oficina de prensa de NYCHA dijo que “persigue agresivamente” a los delincuentes cuando las agencias de justicia y policiales comparten la información y dan la voz de alerta.

“Los delincuentes sexuales de alto riesgo no deberían estar viviendo en una vivienda pública y punto”, dijo la oficina de prensa en un correo electrónico. “Desde 2010, NYCHA ha solicitado las direcciones de los delincuentes sexuales a la División de Justicia Penal como lo requiere la ley estatal para cotejar con nuestros registros, pero no hemos tenido acceso a esa información. El informe del senador Klein no es creíble ya que los datos no se han verificado”, se defendió la agencia. “En su informe de 2010, más de la mitad de los casos de delincuentes sexuales que identificó no vivían en realidad en direcciones de NYCHA”.

La Autoridad de Vivienda pidió al concejal Torres y al senador Klein proveer la información necesaria “para verificar la exactitud de las direcciones en un proceso ajeno a la percepción subjetiva y así expulsar a cualquier delincuentes sexual de nuestras comunidades”.

Según NYCHA, en su informe de 2010, Klein identificó a 74 delincuentes sexuales, pero sólo se verificaron 32, quienes fueron expulsados. Actualmente la agencia tiene 13 procesos de desalojo de ofensores sexuales confirmados en colaboración con el NYPD. El año pasado, 20 delincuentes fueron expulsados.

La Autoridad de Vivienda sostuvo que la identificación de ofensores se hizo gracias al NYPD, no a la División de Justicia Penal, como requiere la ley estatal.

Los cinco códigos postales con más ofensores

Código postal Condado Número
10029 Manhattan 9
11212 Brooklyn 9
11206 Brooklyn 6
10451 El Bronx 5
10456 El Bronx 4

Auditoria a NYCHA

La polémica persigue a la Autoridad de Vivienda. El contralor Scott Stringer divulgó una auditoria que puso en relieve que los actuales planes de emergencia y recuperación en caso de desastres de NYCHA dejarían a más de 400.000 inquilinos en situación de riesgo extremo.

La auditoría encontró “deficiencias alarmantes” en los planes de NYCHA para ayudar a los inquilinos con discapacidad, además de la falta de capacitación del personal y simulacros.

Edificios de NYCHA. Mariela Lombard / El Diario.
Edificios de NYCHA. Mariela Lombard / El Diario.

“A más de tres años del Huracán Sandy, que dañó 402 edificios de NYCHA (…) encontramos que la agencia sigue estando muy mal preparada para hacer frente a otra catástrofe natural”, dijo Stringer.

La auditoria encontró que los administradores de los complejos no tenían información precisa en caso de emergencia del 80% de los inquilinos que utilizan sillas de ruedas, muletas, bastones y equipos como tanques de oxigeno.

Durante el año fiscal 2014, NYCHA supuestamente no capacitó al 78% del personal de sus complejos y no programó eventos de entrenamiento entre octubre de 2014 y diciembre de 2015.

“En el raro caso de que se hubiera realizado simulacros y ejercicios, NYCHA no siguió sus propios procedimientos”, se lee en la auditoria de Stringer.

Jan Weinberg, director de la oficina de prensa de NYCHA, dijo que durante los últimos 18 meses, la agencia ha trabajado para cambiar fundamentalmente sus procedimientos y acciones en caso de emergencia.

“Esta auditoría, como parte de una serie de auditorías a NYCHA, es otro ejemplo de cómo la Contraloría está recogiendo datos para pintar una imagen anticuada de la Autoridad de Vivienda”, dijo Weinberg. “Este nuevo año, esperamos que la oficina de la Contraloría busque un discurso más productivo y se asocie con NYCHA para descubrir verdaderos problemas cuando realmente existan”.