Proyecto de AEE: golpe mortal para Puerto Rico

Gremios y trabajadores advierten sobre los peligros del proyecto de revitalización de la empresa de electricidad

Guía de Regalos

Proyecto de AEE: golpe mortal para Puerto Rico
Fachada de la sede de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico
Foto: ENDI

San Juan 

Tal como está redactado, el proyecto que busca la revitalización de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) -cuya discusión reinicia hoy en la Legislatura- supone una “estocada mortal” para la crítica situación económica del País.

Así lo advirtieron ayer representantes de los consumidores, comercios, industrias y trabajadores de la AEE, quienes señalaron que la medida -que se pensaba sería aprobada en una sesión extraordinaria- contiene elementos que son “extremadamente perjudiciales” para todos.

El primero de esos elementos, dijo el presidente de la Asociación de Industriales de Puerto Rico (AIPR), Carlos Rivera Vélez, es que “permite revertir” a la AEE el control sobre las tarifas, limitando los poderes de la Comisión de Energía de Puerto Rico (CEPR), creada en virtud de la Ley 57-2014 como ente regulador independiente en los procedimientos de revisión tarifaria, incluyendo la revisión del Plan Integrado de Recursos.

“El proyecto de revitalización lo que hace es debilitar a la CEPR”, sostuvo Rivera Vélez.

Por su parte, el presidente del Instituto de Competitividad y Sostenibilidad Económica, Josen Rossi, indicó que el proyecto establece cargos por generación con energía renovable, y limita y posterga el cumplimiento con metas de implementación establecidas.

Según Rossi, la medida “permite la imposición” de un cargo adicional por generación de energía distribuida, incluyendo la generación con paneles solares en techos residenciales o comerciales; revisa los procesos de medición neta para reembolsarles a los clientes un equivalente del costo marginal por la energía producida y no el costo real; y “limita significativamente” la implementación progresiva de la cartera de energía alterna, atrasando el cumplimiento de 20% para el 2035.

En tanto, Rubén Piñero, presidente del Centro Unido de Detallistas, expresó que el proyecto -identificado como el P. del S. 1523 y el P. de la C. 2742- provee para la creación de la Corporación para la Revitalización de la AEE, como “un vehículo para perpetuar el endeudamiento y así lograr el financiamiento de proyectos sin controles y sin límites, tomando como prioridad el pago de la deuda y no la operación eficiente y competitiva”.

Sobre este asunto, Rivera Vélez y Rossi agregaron que la Corporación para la Revitalización de la AEE debe contar con controles financieros “reales” dirigidos a lograr una operación eficiente como principal meta, en vez del repago de la deuda.

“El efecto en la tarifa energética de los acuerdos alcanzados sobre una reducción del principal del valor de la deuda de un 15%, debe ser evaluado por la CEPR tomando como referencia estudios y reestructuraciones previas en otras jurisdicciones”, manifestó Piñero.

Mientras, el presidente del Comité de Energía de la AIPR, Tomás Torres, resumió que el proyecto “limita” el derecho de acceso a la energía, que es fundamental para el desarrollo integral del pueblo y el País.

Torres destacó que la CEPR, como ente reglamentador independiente, debe tener poderes completos sobre la evaluación y validación de posibles aumentos tarifarios, así como en la propuesta estructura de titulización (“securitization”) para los bonos que emita la Corporación para la Revitalización de la AEE.