Concejales critican propuesta para regular caballos de Central Park

Legisladores municipales pidieron más estudios antes de aprobar la ley que, entre otras cosas, limitará el número de animales
Concejales critican propuesta para regular caballos de Central Park
Los activistas de animales también criticaron que no se acabe en su totalidad con la práctica de usar caballos para tirar de los carruajes.
Foto: Gerardo Romo / El Diario

Nueva York- La historia de los carruajes de caballos en el Central Park no acaba. La que fuera una de las promesas de campaña del alcalde Bill de Blasio -prohibir el trabajo de estos animales-, pareció encontrar una conclusión la semana pasada, cuando se anunció un acuerdo para regularlos. Sin embargo, una audiencia realizada este viernes en el Concejo Municipal sembró nuevas dudas.

“Estamos proponiendo legislación sin tener un estudio”, dijo el concejal David Greendfield, frente a los miembros de la Oficina de Operaciones de la Alcaldía. “En el caso de Uber, se hizo un estudio y luego de propuso una legislación”.

Luego de preguntar sobre la cantidad de caballos heridos o muertos en los últimos años y el impacto de los bicitaxis o pedicabs en el tráfico, entre otros temas, los concejales explicaron que quizás se debe aplazar la legislación. “No entiendo el apuro por tomar una decisión tan importante sin los datos suficientes”, dijo el concejal Rory Lancman.

La propuesta, que fue presentada la semana pasada, se tomó en acuerdo con el sindicato Teamsters, que representa a los conductores de carruajes. Sin embargo, ésta ganó críticas de parte de los conductores de pedicabs, que verían limitada su área de trabajo. Los activistas de animales también criticaron que no se acabe en su totalidad con la práctica de usar caballos para tirar de los carruajes.

“Esta ley se ha propuesto para proteger a los caballos de la ciudad de Nueva York y para mantener viva un a industria de larga historia”, dijo Ydanis Rodríguez, concejal que preside el Comité de Transporte. “Como pueden ver, lograr este acuerdo en esta ciudad es trabajo duro, pero creemos que, a través de esta ley, los caballos estarán más seguros, se conservarán los empleos y los neoyorquinos podrán seguir disfrutando de una tradición de larga data en Nueva York”.

Si la ley se aprueba, a partir del 1 de diciembre sólo habrá 110 licencias de operación de caballos (actualemente hay 180). El número descendería hasta 95 cuando se termine la construcción de nuevos establos dentro del parque, los que se esperan para octubre de 2018. Mientras tanto, los carruajes sólo podrán andar por las calles de la ciudad para hacer el trayecto entre el parque y los establos ubicados en el oeste de Manhattan. “Esto quiere decir que, pronto, sólo estará permitido llevar pasajeros dentro del Central Park”, comentó en la audiencia Mindy Tarlow, la directora de la Oficina de Operaciones de la Alcaldía.

No cumplir con las nuevas reglas implicará multas de $100 la primera vez que se haga el delito y $200 la segunda vez. Además, al obtener la licencia se deberá firmar un certificado donde se se garantice que no se traspasará el caballo a otro dueño o entidad que busque llevarlo al matadero. No cumplir con esta regla implicará una multa de $2,000.

En la audiencia, la directora de la Oficina de Operaciones del alcalde justificó las limitaciones a los pedicabs, que no podrán pasar de la calle 81 hacia el sur. “Necesitamos balancear a los distintos usuarios del parque, para asegurarnos que tenemos el uso más equilibrado para todos”, dijo Tarlow.