Tormenta Jonas causa pánico entre residentes del área de Washington

Se agotan productos en las tiendas, mientras la tormenta causa cierre de colegios y oficinas, embotellamiento de tráfico y cancelación de vuelos
Tormenta Jonas causa pánico entre residentes del área de Washington
Captura del radar/ Cortesía de The Weather Channel

Ante la que se considera una de las peores tormentas invernales en el noreste de EEUU,  la tormenta Jonas ha sembrado el pánico entre los residentes del área capitalina, que este viernes acudieron en masa a los supermercados, mientras las autoridades ordenaron el cierre de escuelas y oficinas del gobierno,  la cancelación de miles de vuelos, y la suspensión del transporte público para todo el fin de semana.

En una escena que se repite tanto en Washington como en los suburbios de Maryland y Virginia,  la acumulación de una espesa nieve pintaba de blanco los techos, céspedes, aceras y calles en toda el área, cual tarjeta postal que, no obstante, ocultaba el caos en las tiendas que pronto agotaron sus productos de primera necesidad, como agua, baterías, pan, leche, huevos, y hasta papel higiénico.

20160122_140702
Los estantes vacíos en los supermercados son testimonio de la venta loca de agua y demás productos de primera necesidad.

“Vine acá al (supermercado) Giant y lo primero que me encontré es que ya no habían carritos para cargar la comida. Ya no hay agua ni pan, y las filas son inmensas, y tuve que ir a otras tiendas y aún así no me puedo conseguir baterías. Me quedaré a pura candela si se nos va la luz”, dijo a este diario la costarricense Maribel Teherán, residente en Gaithersburg (Maryland).

Teherán no cree que las autoridades exageran con sus pronósticos de mal tiempo porque “hay que estar preparados, y es mejor prevenir que lamentar”.

Áreas de alerta que se pronostica sean afectadas con mayor intensidad/ Cortesía The Weather Channel
Áreas de alerta que se pronostica sean afectadas con mayor intensidad/ Cortesía The Weather Channel

“Además son productos que no se pierden y que uno puede usar más tarde”, puntualizó.

Según los pronósticos, el área de Washington, D.C., podría batir el récord de 1922, cuando registró 28 pulgadas de nieve, en una tormenta que causó el colapso de un teatro y dejó un centenar de muertos. Para este fin de semana, las autoridades pronostican hasta 30 pulgadas de nieve en algunas partes.

La página web “FlightAware” da cuenta de la cancelación de más de 6,200 vuelos en todo el país, entre hoy y mañana sábado, debido a la tormenta.

Ya el miércoles, con apenas una  pulgada de nieve, las imágenes de televisión mostraban enormes atascos de tránsito, y en las redes sociales, los vecinos comentaban trayectos de hasta siete horas para regresar a casa. Las autoridades reportaron al menos 750 accidentes de tráfico la noche del miércoles.

https://s.graphiq.com/rx/widgets.jsTampoco el presidente Barack  Obama escapó al caos en las carreteras: su caravana al regresar de Detroit (Michigan) también afrontó enormes demoras entre la base aérea Andrews y la Casa Blanca.

En una breve declaración, el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, dijo hoy que tanto el Departamento de Seguridad Nacional como la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias están vigilando de cerca la tormenta de nieve que ya está golpeando la costa Este del país, y están preparadas para ofrecer asistencia a las autoridades locales.

Johnson alentó al público a que obedezca las advertencias e instrucciones de las autoridades, y visité esta página web Ready.gov  para saber qué hacer antes, durante y después de la tormenta.

En víspera de la llegada de la tormenta, el Servicio Nacional de Meteorología advirtió el jueves en letras mayúsculas que la tormenta de nieve y hielo “causará condiciones peligrosas y será una amenaza para la vida y la propiedad”.

“No realicen viajes, y si tienen que hacerlo… tengan listo un equipo de supervivencia para el invierno”, reza la advertencia.

Esos equipos de emergencia cuestan caro y ya se agotaron en el Walmart de Washington, donde también hubo venta loca de palas y sal para la nieve.

//platform.twitter.com/widgets.js

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser enfatizó que se trata de “un asunto de vida o muerte”.

A juzgar por las largas colas en los mercados y la espera por un estacionamiento, los residentes están tomando en serio las advertencias.