Mujeres alistan peregrinaje a Juárez para pedir al Papa por la “dignidad” de los migrantes

Los migrantes merecen “vivir con dignidad y no con miedo”, explica activista
Mujeres alistan peregrinaje a Juárez para pedir al Papa por la “dignidad” de los migrantes
100Women100Miles ya hizo un eregrinaje para ver al Papa Francisco en Washington DC.
Foto: María Peña

WASHINGTON.- La exmonja y activista mexicana, Juana Flores, estará al frente del “Peregrinaje de las Mujeres por la Justicia para los Migrantes”, en el que las activistas caminarán desde El Paso (Texas) a Juárez, para pedir al Papa Francisco que siga defendiendo la “dignidad” de los migrantes y refugiados.

En entrevista telefónica con este diario, Flores dijo que el mensaje para el Papa es “sencillo”: “que siga elevando con más fuerza su voz por la dignidad de los migrantes y refugiados, y denuncie los abusos y las deportaciones”.

Los migrantes “merecen vivir con dignidad y no con miedo. La visita a Juárez es importante, porque por ahí hemos pasado miles de migrantes, de México y Latinoamérica, arriesgando la vida por tanta violencia”, explicó Flores, codirectora del grupo “Mujeres Unidas y Activas”, con oficinas en San Francisco y Oakland, en California.

Flores es ya una veterana de estas luchas, ya que en septiembre pasado también hizo un peregrinaje similar  con un centenar de mujeres entre Pennsylvania y el Distrito de Columbia, sede de la capital estadounidense, para presenciar la histórica visita del Papa Francisco a EEUU.

Te puede interesar: 

En Washington, el grupo logró sumar apoyo de otros grupos proinmigrantes –entre organizaciones cívicas, religiosas y sindicalistas- atrajo mucha atención mediática y, sobre todo, pudo enviar una carta al Papa, según Flores.

“En esta ocasión, queremos aprovechar su visita en la frontera, para pedirle que no se olvide de la gente que está sufriendo, y que es urgente seguir hablando de un alivio contra la detención y las deportaciones”, dijo Flores, quien preparó los alimentos durante la última visita del Papa Juan Pablo II a México, mientras vivía en un convento en Oaxaca.

El grupo de 50 activistas y madres migrantes provendrá de ciudades como Boston, Seattle, San Francisco, Los Angeles, Denver, Austin, Houston, San Antonio, McAllen, y Washington DC, y se sumará a otras activistas locales en El Paso y Juárez.

El 16 de febrero próximo, en víspera de la visita del Papa, las activistas realizarán una rueda de prensa en la catedral de Juárez y caminarán hacia El Paso portando mantas y ofrendas florales en solidaridad con los migrantes.

Harán una breve parada en el puente Paso del Norte, para continuar la caminata junto líderes sindicalistas frente al tribunal federal en el Paso, y concluirán la jornada con una misa y una cena en la Iglesia Sagrado Corazón.

El grupo intenta lograr una reunión con el Papa, o al menos participar en la misa multitudinaria que el Sumo Pontífice ofrecerá en un estadio de Juárez el 17 de febrero.