Coalición impulsa estrategia ‘underground’ para defenderse de ICE

Activistas de ICE-FREE NYC enseñan a los inmigrantes a estar preparados para protegerse de las acciones de ‘La Migra’
Coalición impulsa estrategia ‘underground’ para defenderse de ICE
Jóvenes latinos son parte de movilizaciones contra las políticas del ICE. Foto Crédito: ICE-FREE NYC

Nueva York— Las redadas a gran escala emprendidas por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) a principio del año generaron incertidumbre y miedo en Nueva York, e inclusive provocaron que se divulgaran falsos reportes de arrestos en barrios hispanos. Y aunque a un mes de que la agencia federal iniciara sus operativos todavía no se ha realizado ninguno en la Gran Manzana, hay una coalición ciudadana que está ayudando a los inmigrantes a estar preparados.

El colectivo, que usa estrategias ‘pensadas desde abajo’ y que se hace llamar ICE-FREE NYC, está integrado por jóvenes, estudiantes, trabajadores, líderes religiosos y madres que se rehúsan a ser separadas de sus hijos, busca hacer frente a ICE con protestas y desobediencia civil, y ha desarrollado un plan de emergencia en casos de producirse redadas en el área, que incluye una red de iglesias refugio, asistencia legal y clínicas de derechos de los inmigrantes.

El grupo se formó hace dos años, pero resurgió por medio de un chat de Facebook a raíz de los falsos reportes en redes sociales de arrestos en supermercados y centros comerciales de Nueva York, y retenes en autopistas de Nueva Jersey y Long Island.

Jóvenes y miembros de la comunidad en una reunión de ICE-FREE NYC. Foto crédito: Zaira Cortés/El Diario
Jóvenes y miembros de la comunidad en una reunión de ICE-FREE NYC.
Foto crédito: Zaira Cortés/El Diario

“Muchos aquí somos jóvenes, pero el colectivo es tan diverso como nuestra comunidad”, dijo la peruana Claudia O’Brien, una organizadora del grupo. “Intentamos llevar el movimiento a Long Island y a otras áreas fuera de la ciudad”.

Los jóvenes explicaron que Black Lives Matter colabora con ICE-Free NYC, y destacaron que es fundamental crear alianzas para fortalecer los movimientos de las comunidades de color.

“Muchos miembros de nuestra comunidad pasaron del miedo a la planeación de estrategias para auto-protegerse y defender a otras familias”, explicó el sacerdote luterano Juan Carlos Ruíz, del movimiento religioso New Sanctuary Movement. “Las últimas acciones de ICE únicamente avivaron un temor que ya existía. ‘La Migra’ siempre ha estado en Nueva York”.

Y aunque ICE insistió en que en este momento no se están realizando acciones en la ciudad, el sacerdote Ruíz, quien sirve como pastor asistente en la Iglesia de Sion en Manhattan -conocida como un santuario para inmigrantes-, dijo que en las próximas semanas se divulgará un listado de iglesias refugio en los cinco condados que abrirán sus puertas a inmigrantes en riesgo de arresto y deportación.

No bajaremos la guardia pese a no tener reportes confirmados de arrestos del ICE como parte de sus políticas recientes. Estamos preparándonos para cualquier posible acción”, explicó.

Uno de los templos que ya es referente de ayuda y protección para inmigrantes centroamericanos es la Iglesia Evangélica de El Bronx. El lugar resguarda a unas 200 mujeres garífuna que llegaron a la ciudad como parte de una ola de inmigración en 2014.

Sin miedo 

La primera respuesta de ICE-FREE NYC fue el acto de desobediencia civil realizado el mes pasado frente a la Corte de Inmigración en W. Houston y la calle Varick. La acción terminó con el bloqueo del tránsito y siete arrestos.

“No tengo miedo. Tengo determinación”, dijo la mexicana Yajaira Saavedra (27), una de los siete arrestados, quien se considera una activista de abajo, del ‘underground’. “El miedo es el grillete que nos esclaviza y el ICE es la herramienta de un sistema político que alienta la persecución de inmigrantes. No daremos un paso atrás contra sus prácticas inhumanas”.

Arrestos a los manifestantes en la Calle Varick y Houston en Manhattan paralizaron el trafico por mas de una hora. Grupo proinmigranten anuncian el apoyo a zonas libres de redadas y exigen un alto a las deportaciones en Nueva York en frente del edificio Federal en la Calle Varick. Foto Credito: Mariela Lombard / El Diario.
Los jóvenes recurrieron a la desobediencia civil para demandar el alto a las redadas en NYC y en el país. Foto Crédito: Mariela Lombard/El Diario

Saavedra cuenta con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que, pese a otorgar un permiso de trabajo, no implica un estatus migratorio en el país.

Soy indocumentada, pero me hice arrestar para decirle a mi comunidad que no hay lucha que se gane desde las sombras”, expresó la residente del sur de El Bronx. “Para el ICE somos números. La protesta sirve para que vean nuestros rostros”.

Saavedra dijo que desde ICE-FREE NYC las comunidades inmigrantes pueden organizarse por sí mismas y transmitir sus ideas y preocupaciones a los líderes religiosos y activistas independientes. Pero grupos como Families for Freedom y UnLocal Inc., también participan en las acciones, lo que crea un frente unido.

Patrullas comunitarias ‘polimigra watch’

Desde el chat que reanimó el movimiento ICE-FREE NYC se organizaron ‘patrullas comunitarias’ lideradas por COPWATCH -con la colaboración de activistas de otras organizaciones-, para monitorear las posibles actividades de ICE en las calles de Queens, luego de que se reportaran falsos arrestos en las estaciones de Corona, Elmhurst y Jackson Heights del tren 7.

“No permitiremos que continúen victimizándonos”, dijo Jaime González (48), un trabajador de la construcción y residente de Sunnyside, quien participó en las patrullas comunitarias. “El reciente anuncio de ICE fue un despertar. Los miembros de mi comunidad están tomando conciencia y uniéndose a grupos como ICE-FREE NYC para actuar y así dejar de esconderse”.

Un grupo de entre 15 y 20 residentes de Queens recorrieron las calles por tres fines de semana consecutivos desde las 5:00 am hasta las 9:00 am, para diseminar unas 2,000 guías básicas de derechos y de cómo actuar en caso de un encuentro con agentes de inmigración.

“Los vendedores ambulantes ayudaron en esta labor al pasar la información a sus clientes”, contó Jaime. “Mi comunidad tiene miedo, pero se está cansando de estar asustada”.

Menos miedo, pero no bajan la guardia

Johanna Calle, coordinadora de New Jersey Alliance for Immigrants Justice, dijo que hay menos miedo entre inmigrantes, pero no dejan de informarse de sus derechos

Grupo proinmigranten anuncian el apoyo a zonas libres de redadas y exigen un alto a las deportaciones en Nueva York en frente del edificio Federal en la Calle Varick. Foto Credito: Mariela Lombard / El Diario.
Miembros de las comunidades inmigrantes y de color participan en las protestas contra las políticas del ICE. Foto Credito: Mariela Lombard / El Diario.

“El temor no es un fenómeno nuevo, así como no es nueva la presencia de las autoridades migratorias en nuestras ciudades”, destacó. “El anuncio del ICE a principios del mes generó una defensa legítima que consiste en conocer los derechos de los inmigrantes y las protecciones de las leyes. Las personas quieren informarse y la información es poder”.

Gonzalo Mercado, director ejecutivo de Staten Island Community Job Center, dijo que los jornaleros y sus familias se mantienen  cautelosos.

“El temor no es un fenómeno nuevo, así como no es nueva la presencia de las autoridades migratorias en nuestras ciudades”, destacó. “El anuncio del ICE a principios del mes generó una defensa legítima que consiste en conocer los derechos de los inmigrantes y las protecciones de las leyes. Las personas quieren informarse y la información es poder”.

Gonzalo Mercado, director ejecutivo de Staten Island Community Job Center, dijo que los jornaleros y sus familias se mantienen  cautelosos.

“Muchas madres dejaron de llevar a sus hijos a las escuelas. La comunidad experimentó mucho miedo”, explicó. “Ese miedo no se ha disipado, pero las familias inmigrantes están tomando previsiones. Saben dónde están sus organizaciones, a qué número llamar y cómo actuar”.

Martha Maffei, directora ejecutiva de Services for the Advancement of Women (SEPA Mujer), de Long Island, comentó que la disposición del Departamento de Policía del Condado de Suffolk de no colaborar con autoridades migratorias acalló los temores de los residentes. “Nos reunimos con los jefes policiales para reforzar su compromiso de proteger a la comunidad. Fue un gran consuelo para muchas familias”.

Pero algunos inmigrantes siguen temiendo que el ICE incluya a Nueva York en las redadas a gran escala.

“Cuando llegué a finales de los 70 había redadas en las fábricas. La migra se llevó a muchos. Por miedo no me hice ciudadano en la amnistía de 1986, porque había rumores de que habría deportaciones”, contó el ecuatoriano Carlos Cruz (66), residente de Queens. “El miedo siempre lo he tenido, pero ahora estoy más preocupado, porque ya no soy tan joven. No quiero ser deportado, no tengo nada en mi país. Mi vida está aquí”.

Alrededor de la web