Besos que enferman

La mononucleosis infecciosa es una enfermedad que se transmite a través del intercambio de saliva
Besos que enferman
Cuando damos un beso movemos unos 34 músculos aproximadamente. En la saliva circulan bacterias, enzimas, albúmina, sales, agua, grasa y otras sustancias orgánicas. Si mantienes un beso apasionado por 10 minutos, quemarás 150 calorías.
Foto: Shutterstock

No queremos arruinar el humor de quienes se preparan para celebrar el próximo 14 de febrero, pero es nuestro deber informarles que el beso, esa acción tan básica y espontánea del ser humano que se usa para expresar el amor,  también puede ser causa de enfermedades.

Una de ellas es la mononucleosis infecciosa, una afección causada por el Virus Epstein-Barr (EBV), de la familia del herpes, que se transmite en forma directa a través de la saliva. Es por ello que la dolencia se conoce más comúnmente como “enfermedad del beso” o “enfermedad de los enamorados”.

“La mononucleosis infecciosa es bastante común. Se presenta en personas de todas las edades; sin embargo, es más común verla en los adolescentes, especialmente entre 15 a 17 años de edad, así como en los adultos jóvenes”, dice la pediatra Daisy Dodd, especialista en Enfermedades Infecciosas en Kaiser Permanente Anaheim (California).

Datos de los Centros de Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) señalan que la afección es común entre el grupo poblacional de 15 a 25 años y, en especial, entre los estudiantes universitarios.

shutterstock_350858771

La mononucleosis infecciosa es causada por el Virus Epstein-Barr (EBV), que en este caso se transmite a través de la saliva./Shutterstock.

Síntomas de gripe

“Los síntomas de la mononucleosis a menudo se confunden con los de la gripe. Vemos fiebre, dolor de garganta moderado a severa y fatiga”, detalla la galena.

Además de los anteriores síntomas, los infectados también manifiestan dolores de cabeza y cuerpo, ganglios linfáticos inflamados en cuello y axilas, dolor abdominal e inflamación del hígado o el bazo (ya sea uno de estos órganos o ambos).

Cuando los síntomas comprometen al hígado o al bazo se aconseja no realizar deportes ni actividad física hasta que no baje la inflamación, ya que cualquier golpe puede resultar peligroso para estos órganos.

¿Cómo se trata?

Los síntomas desaparecen generalmente de forma espontánea, sin dejar secuela, en un plazo de 2 a 4 semanas. Pero de no ser así, la Dra. Dodd dice que el tratamiento se enfoca “en mejorar los síntomas, utilizando analgésicos y medicinas para la fiebre, haciendo gárgaras con agua tibia y sal [para calmar las molestias de la garganta], tomando bastantes líquidos y reposando”.

Como la mononucleosis es provocada por un virus, los antibióticos no son eficaces para tratarla.  “Estos solo se deben usar bajo recomendación médica y para tratar una infección bacteriana”, recalca la galena.

A la fecha no existe una vacuna para prevenir la infección transmitida a través del beso. Al igual que el flu, el reposo es su mejor medicina.

El conocer de la existencia de esta enfermedad es importante para los padres ya que al reconocer sus síntomas pueden buscar el servicio médico que su hijo necesita, especialmente si se presenta con  dolor abdominal e inflamación del hígado o el bazo.

Otra de sus causas

Aunque es menos común, la enfermedad del beso “también se puede transmitir a través de la exposición a la tos y estornudo o al compartir utensilios para comer (como vasos, cucharas y tenedores) con alguien que tiene la enfermedad”, dice la Dra. Daisy Dodd.

Por ello se recomienda lavar bien los utensilios y objetos usados por los pacientes y no compartirlos para reducir las posibilidades del contagio.